La Sociedad Española de Cardiología (SEC) tiene como objetivo principal luchar contra las enfermedades cardiovasculares y contra las devastadoras consecuencias que éstas producen en nuestra sociedad. A pesar de que en las últimas décadas se han producido importantes avances en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, lo cierto es que todavía queda mucho por hacer, pues, como suele ocurrir, los avances vienen cargados de nuevos desafíos. Por ello, la investigación en los distintos campos de la cardiología es una estrategia esencial e imprescindible para avanzar en este compromiso fundamental de la SEC.

La SEC tiene una amplia tradición de apoyo a la investigación cardiovascular, desde la investigación básica hasta la clínica, pasando por aspectos epidemiológicos y por el mejor conocimiento de las técnicas diagnósticas y terapéuticas. Otro aspecto fundamental de la estrategia de la Sociedad ha sido el apoyo a la formación de cardiólogos jóvenes en la investigación cardiovascular en centros de élite nacionales e internacionales, lo que contribuye a mejorar el desarrollo de la cardiología en nuestro país. De esta forma, la Sociedad Española de Cardiología lanza su convocatoria anual de Proyectos de Investigación, Becas y Premios destinados a iniciativas relacionadas con la investigación y/o la formación en la investigación, con la pretensión de contribuir a la consecuención de su objetivo de luchar contra las enfermedades cardiovasculares. En esta convocatoria se añaden becas de investigación en sistemas de salud para contribuir a la apuesta de la SEC por la calidad y excelencia asistencial.

La cuantía de los recursos destinados a este fin es uno de los indicadores del interés que tiene la Sociedad en este tema, basado en el convencimiento de que es una inversión que determina nuestro futuro, que se financia a partir de los presupuestos globales de la Fundación Casa del Corazón, formada por la SEC, la Fundación Española del Corazón, y también de los fondos de las Secciones Científicas, así como de las aportaciones de la Industria, las Fundaciones y Empresas a quienes agradecemos su inestimable ayuda. También quiero expresar, en nombre del Comité Ejecutivo, nuestro agradecimiento a los evaluadores de los trabajos que de manera anónima hacen posible la selección de los finalistas.

Quiero aprovechar la ocasión para animar a los investigadores a presentar sus proyectos y a difundir sus resultados en forma de publicaciones científicas que mejoren nuestros conocimientos sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento eficaz de las enfermedades cardiovaculares, todo ello con la esperanza de obtener el máximo beneficio para nuestros pacientes.

 

Un cordial saludo,

Luis Rodríguez Padial

Vicepresidente SEC