Tercera reunion conjunta

El rincón de Jesús

| Secciones - Estimulacion Cardiaca - El rincón de Jesús

Los autores se plantean qué actitud tomar ante un electrodo no infectado, abandonarlo (grupo A) o explantarlo (tracción o extracción) (grupo E), cuando un desfibrilador automático implantable (DAI) disfunciona o no se utiliza.

Analizan los datos obtenidos del Registro Nacional Cardiovascular, de los Centros de Medicare y de los Servicios de Medicaid (de Abril 2010 a Junio 2011), no obstante los datos fueros iniciados en 2005 por American College of Cardiology y Heart Rhytm, y estuvieron sujetos a un riguroso control de calidad con una exactitud del 91.2 %. En total fueron 24908 pacientes entre cables abandonados y explantados.

Los resultados muestran:
  1. Complicaciones relacionadas con el procedimiento en el hospital: 2.19% (grupo A) versus 3.77% (grupo E).

  2. Complicaciones post procedimiento: paro cardiaco, sangrado, lesión valvular, taponamiento pericárdico, hemotórax, infección, trombosis extremidad superior, embolismo pulmonar, embolismo periférico, cirugía cardiaca urgente, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos. La única complicación numéricamente más común en el grupo A fue problemas con el “tornillo” de fijación activa.

  3. Muerte intrahospitalaria: 0.21% (grupo A) versus 0.64% (grupo E).

  4. Muerte al cabo de 1 año: 8.16% (grupo A) versus 11.39% (grupo E).

  5. Supervivencia al cabo de 1 año: 11% (grupo A) versus 8% (grupo E).

El desgarro de la vena cava superior, compilación importante y potencialmente letal de estos procedimientos, eran datos que no se incluían en los registros del estudio.
Los autores concluyen que las complicaciones y muerte son bajas pero suceden con más frecuencia en los pacientes que siguen explantación del cable comparado con aquellos que siguen abandono.

Autores

Emily P. Zeitler, MD, MHS; Yongfei Wang, MS; Kumar Dharmarajan, MD, MBA; Kevin J. Anstrom, PhD; Eric D. Peterson, MD, MPH; James P. Daubert, MD; Jeptha P. Curtis, MD; Sana M. Al-Khatib, MD, MHS.

From the Duke Clinical Research Institute, Durham, NC (E.P.Z., K.J.A., E.D.P., J.P.D., S.M.A.-K.); Department of Medicine, Duke University Medical

System, Durham, NC (E.P.Z., E.D.P., J.P.D., S.M.A.-K.); Center for Outcomes Research and Evaluation, Yale New Haven Health Services Corporation, CT

(Y.W., K.D., J.P.C.); and Department of Medicine, Yale University School of Medicine, New Haven, CT (Y.W., K.D., J.P.C.).

Revista

Circ Arrhythm Electrophysiol. 2016;9:e003953. DOI: 10.1161/CIRCEP.116.003953

Sobre el autor

Dr. Jesús de Juan Montiel