Revista Española de Cardiología | Blog

| Cardiología Hoy - Revista Española de Cardiología - Blog

El policomprimido es una estrategia novedosa en prevención cardiovascular. Pero... ¿cómo funcionaría en nuestro Sistema Nacional de Salud?

Resumen del trabajo

Nuestros autores estimaron los beneficios en salud mediante un análisis de coste-efectividad de una intervención con un policomprimido (ácido acetilsalicílico 100 mg, atorvastatina 20 mg y ramipril 10 mg) para la prevención secundaria de eventos cardiovasculares en comparación con la monoterapia múltiple.

Se utilizó un tipo de modelo de Markov publicado recientemente para hacer el estudio, partiendo de los parámetros sobre eficacia, adherencia, utilidades y costes de la medicación obtenidos de la revisión sistemática de la literatura. El análisis determinó que, a los 10 años de seguimiento, la utilización de un policomprimido cardiovascular en lugar de sus monocomponentes evitaría 46 eventos cardiovasculares no fatales y 11 fatales por cada 1.000 pacientes tratados. Además, el policomprimido es una estrategia más efectiva y más barata. Estos resultados sugieren que el policomprimido es una estrategia coste-efectiva para el Sistema Nacional de Salud español con potencial beneficio clínico.

Para saber más 

Los datos completos del estudio están disponibles en Revista Española de Cardiología siguiendo el enlace Utilidad de un policomprimido cardiovascular en el tratamiento de pacientes en prevención secundaria en España: un estudio de coste-efectividad.

Encuentro con el autor

Dr. Vivencio Barrios (en representación de todo el grupo de trabajo).

REC ¿Cómo se os ocurrió la idea de este trabajo de investigación?

Los estudios de coste-efectividad son de gran trascendencia clínica ya que pueden ayudar a apoyar la utilización de nuevas terapias. Pero si la terapia que se quiere investigar no es un nuevo fármaco sino una nueva estrategia terapéutica, es decir, demostrar si la nueva estrategia es coste-efectiva frente al tratamiento en uso, es realmente fundamental identificar el valor que justifique su implementación.

En los últimos años se han desarrollado en varios países diferentes polypill o policomprimidos (que es el término que se propone en el artículo “Viaje al corazón de las palabras” de la Revista Española de Cardiología). En España, fruto de la colaboración entre el CNIC y la compañía farmacéutica Ferrer, se ha comercializado un policomprimido compuesto por ácido acetilsalicílico, atorvastatina y ramipiril, cuyo nombre comercial es Trinomia.

Previamente se había publicado que este policomprimido ha resultado coste-efectivo para la prevención cardiovascular desde la perspectiva del sistema sanitario de Reino Unido (BMJ Open 2015). Mediante este trabajo nos planteamos estudiar si la estrategia basada en el uso del policomprimido Trinomia, con 100 mg de ácido acetilsalicílico, 20 mg de atorvastatina y 10 mg de ramipril, resultaría coste-efectiva en el entorno del Sistema Nacional de Salud español.

REC ¿Cuál es su principal resultado?

El cumplimiento terapéutico es una de los principales retos en la prevención cardiovascular. Disponer de un policomprimido que contiene varios principios activos en una sola cápsula es una estrategia que permite facilitar notablemente el cumplimiento y por tanto aumentar la adherencia al tratamiento. Si el policomprimido está compuesto por fármacos que han demostrado reducir la morbimortalidad cardiovascular en la prevención secundaria, como es el caso del ácido acetilsalicílico, la atorvastatina y el rampril, el aumento de la adherencia debe ir ligado a una mejoría del pronóstico. Pero si además es una opción coste-efectiva frente al uso de los mono-componentes, como hemos demostrado en este trabajo, estamos ante una alternativa terapéutica muy atractiva en la prevención cardiovascular, sobre todo para determinadas poblaciones de pacientes. El estudio, además, ha permitido cuantificar como en 10 años, la utilización de un policomprimido cardiovascular en lugar de sus monocomponentes evitaría 46 eventos cardiovasculares no fatales y 11 fatales por cada 1.000 pacientes tratados.

REC ¿Cuál es su principal repercusión clínica?

El cumplimiento terapéutico es una de los principales retos en la prevención cardiovascular. Disponer de un policomprimido que contiene varios principios activos en una sola cápsula es una estrategia que permite facilitar notablemente el cumplimiento y por tanto aumentar la adherencia al tratamiento. Si el policomprimido está compuesto por fármacos que han demostrado reducir la morbimortalidad cardiovascular en la prevención secundaria, como es el caso del ácido acetilsalicílico, la atorvastatina y el rampril, el aumento de la adherencia debe ir ligado a una mejoría del pronóstico. Pero si además es una opción coste-efectiva frente al uso de los mono-componentes, como hemos demostrado en este trabajo, estamos ante una alternativa terapéutica muy atractiva en la prevención cardiovascular, sobre todo para determinadas poblaciones de pacientes. El estudio, además, ha permitido cuantificar como en 10 años, la utilización de un policomprimido cardiovascular en lugar de sus monocomponentes evitaría 46 eventos cardiovasculares no fatales y 11 fatales por cada 1.000 pacientes tratados.

REC ¿Qué fue lo más difícil del estudio?

Probablemente lo más difícil fue el trabajar con modelos matemáticos, en los que los clínicos no son sentimos muy cómodos y manejar algunos términos propios de estos modelos y de economía sanitaria, con los que no siempre estamos familiarizados. Otra tarea difícil fue la recopilación e investigación de los costes sanitarios de nuestro entorno de los procesos implicados, que precisó de una labor de investigación destacable para poder reducir al mínimo las incertidumbres del modelo y asegurar que los resultados del mismo se ajustaran, con las limitaciones que tienen estos estudios, lo más posible a la realidad.

REC ¿Hubo algún resultado inesperado?

No se podría hablar de resultados propiamente inesperados, pero sí que nos sorprendió la contundencia de los resultados de coste-efectividad incluso cuando propusimos diferentes escenarios alternativos, todos ellos desfavorables para el policomprimido. Hicimos los cálculos en diferentes situaciones, como el caso de que el policomprimido potencialmente tuviera el doble de precio que el actual, o que la suma del precio de los mono-componentes potencialmente fuera la mitad que el actual, o que la adherencia al policomprimido se redujera de diferentes formas... en todos los escenarios, por desfavorables que fueran, el policomprimido se siguió mostrando como una opción claramente coste-efectiva frente al uso de los mono-componentes.

REC Una vez acabado... ¿te hubiera gustado hacer algo de forma diferente?

Realmente no. Creo que el diseño y desarrollo fueron perfectos, gracias al excelente trabajo y a la total dedicación de los profesionales que participaron en el estudio. Debo reconocer que, ante la experiencia previa, las expectativas eran buenas, pero los resultados fueron aún mucho mejores de los que podíamos esperar y las conclusiones e implicaciones clínicas creemos que son de gran relevancia para la práctica clínica de nuestro país, ya que el policomprimido es capaz de evitar eventos y muertes. En mi opinión, nuestro artículo es un magnífico ejemplo de la colaboración entre cardiólogos clínicos y expertos en modelos de coste-efectividad. Sinceramente, no hay nada que me hubiera gustado hacer de forma distinta en este trabajo.

REC ¿Cuál sería el siguiente trabajo que te gustaría hacer tras haber visto los resultados?

Aunque no directamente relacionado con nuestro trabajo de coste-efectividad, el siguiente paso en un escenario ideal para establecer la utilidad clínica del policomprimido sería un ensayo clínico prospectivo de morbimortalidad para demostrar de forma definitiva que el uso del policomprimido se asocia a beneficios clínicos en forma de reducción de eventos cardiovasculares mayores. Actualmente está comenzado el estudio SECURE que está diseñado para darnos estos datos.

REC Recomiéndanos algún trabajo científico reciente que te haya parecido interesante.

Me ha resultado muy interesante el trabajo de Saito et al en Circulation (que os dejo en la zona de lecturas recomendadas) en el que se presentan los resultados a diez años de seguimiento del estudio JPAD. En este trabajo se ratifica la ausencia de beneficios cardiovasculares de la aspirina en la prevención primaria de los pacientes diabéticos.

REC Para acabar, ¿nos recomiendas alguna forma de desconectar y relajarse?

Mi actividad favorita para desconectar es el senderismo. Caminatas cortas por la montaña, de 2-3 horas me resulta revitalizante. Habitualmente lo hago en la Sierra de Guadarrama, zona de enorme belleza que goza de los privilegios de la protección que le concede ser un Parque Nacional. Tengo la suerte de poder ir con frecuencia, pero me agradan especialmente los días de invierno soleados en los que, con una temperatura suave y la espectacular luminosidad azul intenso de un cielo madrileño despejado, caminar por la sierra se convierte en una experiencia realmente única e inolvidable.

Referencia

Utilidad de un policomprimido cardiovascular en el tratamiento de pacientes en prevención secundaria en España: un estudio de coste-efectividad
  • Barrios V, Kaskens L, Castellano JM, Cosin-Sales J, Ruiz JE, Zsolt I, Fuster V, Gracia A..
  • Rev Esp Cardiol. 2017; 70:42-9.

Lectura recomendada

Low-Dose Aspirin for Primary Prevention of Cardiovascular Events in Patients with Type 2 Diabetes: 10-year Follow-up of a Randomized Controlled Trial

  • Saito Y, Okada S, Ogawa H, Soejima H, Sakuma M, Nakayama M, Doi N, Jinnouchi H, Waki M, Masuda I, Morimoto T for the JPAD Trial Investigators.
  • Circulation. 2016 [Epub ahead of print].

(acceso libre a la versión completa del artículo)

Sobre el autor

Dr. Vicencio Barrios Alonso