Cursos de verano
CardioPODCAST -  |1x12| AISEC, una apuesta por la investigación cardiovascular
Cardio Ruta SCA
CardioMIR22
Congreso SEC 2022 - Inscripciones abiertas

CardioTV

Comunicación

Revista Española de Cardiología

Número 7

Número 7

Julio 2022
Vol. 75. Núm. 7.
Páginas 541-616


Ver revista

Ver archivo

REC: Interventional Cardiology

Número 2

Número 2

Abril-Junio 2022
Vol. 4. Núm. 2.
Páginas 87-164


Ver revista

Ver archivo

REC: CardioClinics

Número 2

Número 2

Abril-Junio 2022
Vol. 57. Núm. 2.
Páginas 69-158


Ver revista

Ver archivo

La enfermedad cardiovascular mata a 65.000 mujeres cada año en España, un 8% más que hombres

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

Con motivo de la conmemoración, mañana jueves, 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) quiere recordar que la enfermedad cardiovascular es más prevalente entre las mujeres que entre los hombres, provocando, en 2009, 65.048 defunciones, un 8% más que las sucedidas en varones por esta misma causa, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados en julio de 2011.

Estos mismos datos indican que las enfermedades cardiovasculares (ECV) se posicionan como la primera causa de muerte entre las féminas españolas, con el 35,10% de los fallecimientos. Estos porcentajes aumentan en diez comunidades autónomas, encabezadas por Andalucía, Asturias y Extremadura, con un 39,51%, 38,07% y un 37,23% de muertes femeninas por ECV respectivamente. Por el contrario, con menor porcentaje de defunción cardiovascular se encuentran las canarias, las madrileñas y las navarras, con el 30,62%, el 31,44% y el 32,07% respectivamente.

“Aunque la enfermedad cardiovascular es la primera causa de mortalidad en Europa, se tiene la percepción errónea de que el cáncer causa muchas más defunciones que ésta”, destaca la Dra. Milagros Pedreira, miembro de la SEC y cardióloga del Servicio de Cardiología y Unidad Coronaria del Centro Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS). “Así, mientras que el 5% de las muertes en mujeres europeas es consecuencia de algún tipo de cáncer, las defunciones femeninas por causa cardiovascular se sitúan en torno el 45%”, prosigue la doctora.

Tres de cada diez muertes que se producen entre la población femenina están directamente relacionadas con la salud cardiovascular, pero no es hasta haber alcanzado la menopausia, que las mujeres son más propensas a padecer este tipo de enfermedades. “La mortalidad cardiovascular se da en el 50% de las mujeres a partir de los 65 años, y es desde la menopausia cuando la mujer tiene un peor pronóstico que el hombre. Esto se debe a que durante la edad fértil la actividad estrogénica preserva la función endotelial de las arterias y disminuye el colesterol, además, reduce la viscosidad de la sangre, minimizando el riesgo de trombosis”, explica la Dra. Pedreira.

En este sentido, las enfermedades cardiovasculares suelen ser más graves entre las mujeres, un ejemplo es que los varones tienen una probabilidad del 30% de morir tras su primer infarto, mientras que en las mujeres esta probabilidad aumenta hasta el 50%.

Otro aspecto que cabe destacar es el retraso en la sospecha de enfermedad cardiovascular y de la menor utilización de algunos estudios complementarios. Con frecuencia, las mujeres reciben menos, o más tarde, el tratamiento necesario. Esto ha quedado de manifiesto en amplios registros como CRUSADE, que ha recogido datos de más de 165.000 pacientes de 400 hospitales norteamericanos en la última década. Así, el registro ha demostrado que únicamente el 15% de las mujeres recibe un tratamiento adecuado a su enfermedad frente al 56% de los varones.

“Es muy importante que entre todos colaboremos para dar a conocer los efectos de la enfermedad cardiovascular entre las mujeres, ya que se sigue creyendo que ésta afecta más a los hombres”, destaca la Dra. Pedreira. “Otro aspecto que hemos notado los cardiólogos es que a las mujeres les cuesta más darse cuenta de que están padeciendo un infarto. Esto se debe a que los síntomas son distintos de los que padecen los hombres, así, cuando una mujer está sufriendo un infarto, puede notar ardor en la región superior del abdomen, tener mareo, malestar estomacal y sudoración. En la mayoría de casos, la mujer no se da cuenta de que está padeciendo un infarto porque no nota dolor en el pecho y cuando llega al hospital tiene peor pronóstico que un hombre”, avisa la doctora.

Precisamente, para dar a conocer con mayor exactitud cómo afecta la ECV en la mujer y, más concretamente la cardiopatía isquémica, enfermedad responsable de 15.300 defunciones femeninas al año, la SEC promueve el registro SIRENA, el primer estudio observacional sobre cardiopatía isquémica estable en la mujer que se realiza en Europa y que incluye a 720 mujeres de toda España.
 

Blog Impulso Vital - Fundación Española del Corazón

Consejos para un verano cardiosaludable

Consejos para un verano cardiosaludable

22 junio 2022
El verano pasado fue el más caluroso de Europa, según el Servicio del Cambio Climático...
Rehabilitación cardiaca tras un evento cardiovascular, clave para evitar complicaciones

Rehabilitación cardiaca tras un evento cardiovascular, clave para evitar complicaciones

16 junio 2022
Tras un infarto, un diagnóstico de insuficiencia cardiaca o de cualquier otro evento...
Este es el impacto de la contaminación ambiental en la salud cardiovascular

Este es el impacto de la contaminación ambiental en la salud cardiovascular

07 junio 2022
Cada minuto respiramos entre cinco y seis litros de aire, lo que se traduce en de 7.200 a 8.600...
¿Tienes altos los niveles de triglicéridos? Así puedes controlarlos y cuidar tu corazón

¿Tienes altos los niveles de triglicéridos? Así puedes controlarlos y cuidar tu corazón

02 junio 2022
Un sencillo análisis de sangre puede alertarnos de que tenemos los niveles de triglicéridos por...

Socios estratégicos