Blog Actualizaciones Bibliográficas

Simplificando el Diagnóstico en TPSV con VA Largo: Intervalos VA Durante Encarrilamiento y Taquicardia

|

En los últimos años se han descrito diferentes maniobras electrofisiológicas para llegar al diagnóstico de los distintos tipos de taquicardia paroxística supraventricular (TPSV), con variados requisitos, dificultades y limitaciones. Los autores se plantean la utilidad de una maniobra inicial simple que permita, de forma fiable, diferenciar adecuadamente el mecanismo de la TPSV.

En este trabajo multicéntrico de varios autores españoles se analiza a 314 pacientes con TPSV con intervalo VA>100 ms y sin preexcitación en el ECG basal, excluyendo taquicardias auriculares. Mediante el encarrilamiento desde ápex de VD, analizan la diferencia del intervalo entre la última espícula de estimulación ventricular y la actividad en AD alta del último complejo encarrilado (intervalo SA), menos el mismo intervalo entre el inicio de actividad ventricular y auricular (VA) en taquicardia. Igualmente analizan el ciclo de retorno menos la longitud de ciclo de la taquicardia (PPI-TLC), corregido y no corregido por el retraso en la conducción AV motivado por el encarrilamiento, en un intento de establecer la maniobra con mayor valor diagnóstico.

Los autores muestran que una diferencia en los intervalos SA-VA>110 ms identifica una taquicardia por reentrada AV nodal (TRAVN) con una sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y negativo de 99%, 98%, 95% y 99,5% respectivamente, ofreciendo el mejor punto de corte mediante el análisis de curvas ROC. Estos mismos valores fueron del 88%, 83%, 77% y 92% para una diferencia <50 ms identificando una taquicardia por reentrada AV (TRAV) a través de una vía septal frente a vías de pared libre. Los autores recalcan que dicha diferencia en el intervalo SA-VA fue más precisa para la identificación de vías septales que el empleo del ciclo de retorno corregido.

La superposición de zonas es mucho mayor, sin embargo, para la diferencia PPI-TLC no corregida, con una discriminación mejor en caso de corregir dicha diferencia por el retraso en la conducción AH, pero aun así con una menor capacidad de discriminación respecto a los intervalos SA-VA. Los autores justifican estos hallazgos en base a que el ciclo de retorno o intervalo postestimulación (PPI) representa tanto la conducción anterógrada como retrógrada, haciéndolo más impreciso en algunos casos de vías accesorias alejadas de la línea media. En cambio, el intervalo SA refleja únicamente la conducción retrógrada, reduciendo así la posible superposición entre vías accesorias alejadas del punto de estimulación y formas atípicas de TRAVN.

En conclusión, una diferencia SA-VA>110 ms permite diferenciar TRAVN atípica frente a TRAV por vía oculta, independientemente de la localización de la vía accesoria. Se trata de una maniobra simple, con dos catéteres, sin necesidad de registro del His o corrección por retrasos de conducción en el NAV tras encarrilamiento. Es menos dependiente de oscilaciones de LC de la taquicardia y puede realizarse incluso cuando la taquicardia finaliza inmediatamente tras el encarrilamiento. El hallazgo de una diferencia SA-VA <50 ms es útil para identificar TRAV a través de una vía accesoria septal. Por tanto, es una maniobra muy adecuada como valoración inicial de TPSV con VA largo.

 

Differences in Ventriculoatrial Intervals During Entrainment and Tachycardia: A Simpler Method for Distinguishing Paroxysmal Supraventricular Tachycardia with Long Ventriculoatrial Intervals

E González-Torrecilla et al. J Cardiovasc Electrophysiol, 22: 915-921