Blog Actualizaciones Bibliográficas

Sobredetección de onda T en Síndrome de Brugada – Electrodo Bipolar Verdadero vs Integrado: Estudio Multicéntrico Retrospectivo

|

Es un concepto generalmente aceptado que los electrodos bipolares verdaderos (punta-anillo) presentan un mayor riesgo de sobresensado de la onda T (TWO) que los integrados (punta-bobina distal), probablemente debido a una mayor variación en la amplitud de la onda R y la relación R:T, lo que podría ser de especial importancia en determinados sustratos donde es más frecuente dicho sobresensado, como los pacientes con Síndrome de Brugada

Los autores analizan restrospectivamente todos los pacientes con Síndrome de Brugada a los que se implantó un DAI en 10 hospitales terciarios (3 de ellos españoles) entre 1993 y 2013, incluyendo un total de 480 pacientes. Sólo se consideró para su análisis la primera terapia apropiada e inapropiada. No hubo diferencias en las características basales entre los pacientes con electrodos bipolares verdaderos vs integrados, salvo por una mayor prevalencia de patrón de Brugada tipo I basal en el grupo bipolar verdadero, si bien este grupo también presentó seguimientos más cortos (65,6±47,6 vs 97,9±54,1 meses, p<0,001)

En un seguimiento medio de 74,9±51,7 meses (mediana 69, rango 2-236) 28 pacientes (5,8%) presentaron sobresensado de onda T (TWO), con choques inapropiados en 18 de ellos (3,8%). Todos los casos se produjeron en pacientes con electrodos bipolares verdaderos (p=0,01). En la mayoría de los casos el sobresensado se resolvió mediante repgrogramación del dispositivo (n=21, 75%) y en dos pacientes el problema de TWO se resolvió inmediatamente cambiando la configuración de sensado de punta-anillo (bipolar verdadero) a punta-bobina (bipolar integrado). Sólo en dos casos se requirió implantar un electrodo extra de sensado/estimulación en el septo interventricular, conectado al puerto de sensado/estimulación del DAI. En el análisis multivariado sólo la presencia de electrodos bipolares integrados fue predictor independiente de la ausencia de TWO (HR: 0,34; IC 95% 0,17-0,68; p=0,002).

Durante la discusión los autores nos recuerdan como la mayor antena de los electrodos bipolares integrados los hace más susceptibles a interferencias electromagnéticas externas, doble contaje de onda R y miopotenciales diafragmáticos. Por contra, los electrodos bipolares verdaderos son más susceptibles al fenómeno de TWO, probablemente debido a variaciones de amplitud de la onda R detectada, lo que podría ser de gran importancia en sustratos donde el TWO es más frecuente, como la miocardiopatía hipertrófica, dilatada, sarcoidosis, QT largo, QT corto familiar, S.Brugada o hiperpotasemia.

Concluyen que el TWO constituye un riesgo potencial de choques inapropiados en pacientes con Síndrome de Brugada portadores de un DAI (3,8% en esta serie), que puede resolverse mediante reprogramación en la mayoría de los casos. Su incidencia es significativamente menor mediante el empleo de un electrodo bipolar integrado en comparación con bipolar verdadero, lo que debería llevar a considerar seriamente su uso en este sustrato. En caso contrario, la configuración de sensado empleada tras el implante debería realizarse considerado la posibilidad de TWO y su riesgo de choques inapropiados.

T-Wave Oversensing in Patients with Brugada Syndrome - True Bipolar Versus Integrated Bipolar ICD Leads: A Multicenter Retrospective Study

Rodríguez-Mañero et alCirc Arrhythm Electrophysiol jun 2015; published ahead of print; DOI: 10.1161/CIRCEP.115.002871