Comunicaciones

A pesar de que en España la muerte súbita causa anualmente más de 40.000 muertes, es una gran desconocida

| Secciones - Electrofisiologia y Arritmias -

  • Los deportistas profesionales conforman una de las poblaciones más sensibles a la hora de padecer muerte súbita.
  • La monitorización remota de los pacientes con marcapasos y desfibriladores implantables —a través de la telemedicina— supondrá mayor seguridad y comodidad para el paciente.
  • Los avances producidos en el tratamiento de las arritmias complejas han abierto el abanico de los pacientes que pueden ser tratados con éxito.
  • Otra de las novedades de este encuentro será la participación de las asociaciones de pacientes, que protegen los intereses de estos colectivos.
  • En España, las unidades de arritmias tienen un elevado nivel, concentrado en relativamente pocos centros

 

Las alteraciones en el ritmo del corazón se conocen como arritmias, unas enfermedades en las que se está profundizando cada vez más en el campo de la cardiología y que centra la VII Reunión Anual de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y sus Grupos de Trabajo (Desfibrilador Automático Implantable y Síncope) y de Resincronización Cardíaca, que se celebra desde hoy y hasta el próximo viernes en Zaragoza y que cuenta con la participación del grupo de Arritmias Cardíacas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

Más de 500 cardiólogos se dan cita en este encuentro en el que se van a debatir todas las novedades relativas a las arritmias, “una especialidad con un elevado nivel de calidad, pero que sin embargo se concentra en pocos centros de nuestra geografía”, afirma el Dr. Fernando Arribas, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC.

Las arritmias se dividen en dos categorías: ventriculares —que se producen en las dos cavidades inferiores del corazón— y supraventriculares —producidas en las aurículas—. Asimismo, se pueden clasificar en función de la velocidad de los latidos del corazón: la braquicardia corresponde a un pulso muy lento mientras que la taquicardia sería un pulso muy rápido (superior a los 100 latidos por minuto).

 

Muerte súbita: la gran desconocida

 

La cardiología ha sabido transmitir a la sociedad la importancia de controlar los factores de riesgo cardiovascular, así como la prevención del infarto de miocardio, sin embargo no ocurre lo mismo con la muerte súbita, una de las principales causas de muerte en la sociedad occidental y en España, donde mueren anualmente entre 40.000 y 50.000 personas.

“Además de ser una gran desconocida para la población general, parte de la comunidad médica desconoce los mecanismos y los motivos por los que llega a producirse”, señala el Dr. Ignacio Fernández Lozano, secretario de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC. Esta situación motiva que la muerte súbita centre una parte importante del congreso de este año.

Los deportistas profesionales conforman una de las poblaciones más sensibles de padecer muerte súbita, puesto que “el estrés que provoca el deporte puede exacerbar la propensión a padecer una arritmia, como ocurre con la displasia arritmogénica o con la cardiopatía hipertrófica”, apunta el Dr. Fernández Lozano.

Asimismo, se hará hincapié en “la necesidad de que las autoridades sanitarias elaboren una legislación para que todos los deportistas federados se sometan a un screening previo —una exploración y un electrocardiograma— con el fin de descartar algunas enfermedades relacionadas con la muerte súbita”, matiza el Dr. Arribas.

Otro de los temas relevantes que se van a tratar estos días está relacionado con la telemedicina, concretamente con la monitorización remota. Se trata del seguimiento a distancia de pacientes con marcapasos o desfibriladores implantables, que permiten la transmisión de datos de estos dispositivos desde el domicilio del paciente.

Esta nueva tecnología, que va a cambiar la forma de tratar a los pacientes en los próximos 3-4 años, va a suponer mayor seguridad para el paciente (puesto que los datos se pueden transmitir en tiempo real) y más comodidad (ya que se evita el desplazamiento del paciente hasta el hospital).

Por otra parte, se abordará el tratamiento de las arritmias complejas, uno de los retos a los que se enfrentan las unidades de arritmias. La técnica de la ablación —elimina las arritmias y sus posibles complicaciones, tales como la embolia e insuficiencia cardíaca— consolidada en España desde hace más de 15 años, está alcanzando sus límites. Sin embargo, los avances producidos en esta técnica de tratamiento abren el abanico a la mayoría de los pacientes que padecen arritmias.

 

Asociaciones de pacientes

 

Como novedad en esta reunión, se van a poner en marcha diversas iniciativas con asociaciones de pacientes ya que ayudan a proteger los intereses de los pacientes frente a factores externos procedentes de la industria o de las autoridades sanitarias, centradas en la contención del gasto.

“La experiencia que tanto Alemania como Inglaterra tienen las asociaciones de pacientes servirán de ejemplo para que en España se desarrollen grupos similares, que ayudan al sistema a funcionar mejor” señala el Dr. Fernández Lozano.