Comunicaciones

Los cardiólogos solicitan que la población se involucre en la cadena de supervivencia

| Secciones - Electrofisiologia y Arritmias -

Alrededor de 500 cardiólogos se dan cita en la VIII Reunión Anual de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC)

La muerte súbita en España se cobra la vida de más de 40.000 personas anualmente.

Las autoridades sanitarias deben tomar mayor conciencia de las vidas que se podrían salvar si se emplean los métodos adecuados para evitar, en la medida de lo posible, la muerte súbita.

La población canaria ha acogido con entusiasmo el taller de Reanimación Cardiopulmonar celebrado estos días en Las Palmas.

Más de 500 cardiólogos han debatido la situación actual, las novedades y las necesidades que atraviesa el campo de la arritmología y de la electrofisiología en nuestro país, con motivo de la VIII Reunión Anual de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que se ha finaliza hoy en Las Palmas de Gran Canaria y que ha contado con la participación del grupo de trabajo de Resincronización Cardíaca de la SEC y del grupo de Arritmias Cardíacas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

El desconocimiento por parte de la población de las arritmias –alteraciones en el ritmo del corazón- es uno de los principales problemas a los que se enfrenta este colectivo médico, motivo por el que quieren trasladar su realidad a la sociedad, de manera que la prevención cardiovascular se extienda al campo de las arritmias cardíacas.

El hecho de que la muerte súbita en España se cobre la vida de más de 40.000 personas es más que suficiente para que una gran parte de esta reunión se haya centrado en esta patología cardíaca.

En opinión del presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC, el Dr. Fernando Arribas, “las autoridades sanitarias deben tomar mayor conciencia de las vidas que se podrían salvar si se emplean los métodos adecuados para evitar, en la medida de los posible, la muerte súbita”.

Un esfuerzo conjunto

El objetivo común es reducir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares, para lo cual es necesaria una implicación de todos los actores involucrados en el proceso. Desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se impulsan iniciativas de prevención, “pero éstas deben ir acompañadas de cambios en los hábitos de vida de la población, de manera que se logre reducir el impacto de los factores de riesgo cardiovascular”, apunta el Dr. Arribas.

Asimismo, durante estos días se ha celebrado un taller de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) destinado a adolescentes, con el fin de que conozcan las maniobras básicas de RCP y puedan enfrentarse con éxito a una situación de este tipo.

Esta actividad ha tenido una gran acogida por parte de la población canaria, que se ha visto involucrada en la cadena de supervivencia ante una parada cardiorrespiratoria.