En este apartado os ofrecemos una pequeña revisión de los artículos que nos parecen más relevantes en el ámbito de la cardiología, con especial atención a los trastornos del ritmo cardiaco y a la estimulación cardiaca.
¿Quieres colaborar con nosotros realizando revisiones?. Puedes comunicarte con nosotros a través del apartado Contacto.

| Categoría: La Sección Revisa

La seguridad de llevar a cabo resonancia magnética nuclear (RMN) en pacientes portadores de dispositivos electrónicos cardiacos implantables (DCEI) próximos al agotamiento de batería no ha sido publicada. Con el objeto de determinar el riesgo de la RMN en los dispositivos no MRI-Condicional en indicación de recambio electivo (ERI) o próximo a él los autores revisan la base de datos de la Mayo-Clinic MRI-DCEI).

| Categoría: La Sección Revisa

Las infecciones por Estafilococos aureus meticilin-resistentes (MRSA) no son infrecuentes en cardiología y por supuesto en pacientes portadores de dispositivos cardiacos electrónicos como son marcapasos y desfibriladores originando tanto endocarditis como infecciones en las bolsas cutáneas, que dan lugar a morbilidad y mortalidad no despreciables y de inquietud para el facultativo y para los pacientes.

| Categoría: La Sección Revisa

La ablación por radiofrecuencia de las venas pulmonares es una técnica con una eficacia notable fundamentalmente en la fibrilación auricular paroxística, con sus limitaciones e indicaciones precisas todavía por delimitar.

| Categoría: La Sección Revisa

LEl recambio de los dispositivos electrónicos cardiacos implantables (DECI) puede resultar en infección y en fallos del electrodo que son probablemente las complicaciones más serias entre las posibles (superiores al 7.9 %). Los costes del tratamiento relacionado con otro tipo de complicaciones pueden ser muy superiores a la complicación en sí.

| Categoría: La Sección Revisa

Los actuales marcapasos (MP) poseen una batería interna que necesita ser reemplazada antes de su agotamiento (EOL). La vida media de una batería es de 8-10 años. Por otra parte muchos pacientes precisan varias intervenciones quirúrgicas para proceder a los recambios con el correspondiente riesgo de infecciones, sangrados y costes. La mayoría de los dispositivos requieren electrodos que son sometidos a estrés mecánico y propensos a fracturas.