Cardiología hoy | Blog

| Cardiología Hoy

El objetivo de este trabajo fue determinar un patrón electrocardiográfico que pudiera diferenciar a los atletas de los pacientes con miocardiopatía hipertrófica (MH), básicamente las ondas Q y S profundas en la derivación III.

Se trata de un estudio retrospectivo que analizó los electrocardiogramas (ECG) de pacientes con MH que realizaban seguimiento en el Centro para Enfermedades Cardiovasculares Hereditarias de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Todos los pacientes con MH tenían un ecocardiograma previo. Un análisis multivariante por técnica de regresión logística fue utilizado para calcular las odds ratio (OR) para varias características demográficas y electrocardiográficas. La regresión lineal se empleó para correlacionar las características del ECG con los hallazgos ecocardiográficos.

Se estudiaron 1.124 atletas y 240 pacientes con MH. La media de amplitud de Q+S en III (IIIQ+S) fue significativamente mayor en pacientes con MH en comparación con los atletas (0,71 ± 0,69 mV frente a 0,21 ± 0,17 mV, p < 0,001). En pacientes con MH, IIIQ+S se correlacionó de manera directa con el espesor del septo interventricular en el ecocardiograma (ρ = 0,45, p < 0,001). En el análisis multivariante ajustado por las variables demográficas y las características del ECG, un valor IIIQ+S más alto se asoció de manera independiente con presentar MH en comparación con los atletas (OR = 4,2 por cada 0,5 mV; p < 0,001). En el análisis de subgrupos de pacientes jóvenes, etnia afroamericana y aquellos con desviación izquierda del eje, IIIQ+S siguió asociado con MH. La adición de IIIQ+S > 1,0 mV, como un hallazgo anormal añadido a los criterios internacionales para la valoración del ECG en deportistas, mejoraron la sensibilidad del 64,2% al 70,4%, con una mínima reducción en la especificidad.

Los autores concluyen que las ondas Q y S profundas en III diferenciaron a los atletas de los pacientes con MH, de manera independiente al eje electrocardiográfico y otros marcadores reconocidos electrocardiográficos propios de pacientes con MH. La correlación entre el espesor septal en pacientes con MH y IIIQ+S sugiere una explicación parcial de esta asociación.

Comentario

La MH es una causa común de muerte súbita, también en los pacientes deportistas. Aproximadamente el 80% de los atletas que fallecen súbitamente estaba previamente asintomático. Se ha propuesto que un screening electrocardiográfico podría identificar a aquellos en riesgo de presentar este desenlace fatal. Sin embargo, el solapamiento electrocardiográfico de hallazgos como el aumento de voltajes como criterio de hipertrofia ventricular en la MH y la hipertrofia fisiológica del ejercicio, es muy frecuente y dificultan extraordinariamente el diagnóstico de MH.

Un estudio anterior de estos investigadores, que comparó de manera sistemática los ECG de pacientes con MH y atletas, demostró que rasgos anormales como la inversión de ondas T en derivaciones laterales, depresión del ST lateral, desviación izquierda o derecha del eje estuvieron todos correlacionados con la MH. La hipótesis de este trabajo es que la hipertrofia septal asimétrica podría manifestarse como deflexiones negativas y profundas en la derivación III, lo que los autores llaman IIIQ+S, y que representaría la suma de las ondas Q y S en la derivación III, dado que la posición del septo interventricular se dirige perpendicularmente a esta derivación. La muestra analizada incluyó los ECG de 250 pacientes con MH y 1.124 deportistas (de 20 años de edad media, el 65% varones y el 25% de etnia afroamericana).

Mientras que las ondas Q patológicas en III se habían asociado con la presencia de enfermedad coronaria en estudios anteriores, así como otras variantes patológicas, los autores extendieron su análisis para incluir también las ondas S profundas, ya que observaron que muchos pacientes con MH tenían una onda r pequeña seguida de una onda S profunda. La correlación entre IIIQ+S y el diámetro del septo interventricular respalda la hipótesis de que las deflexiones negativas profundas en la derivación III pueden representar la despolarización septal hacia el ventrículo izquierdo. Además, los subtipos septales de MH, cuando se compararon con los subtipos no septales de MH, tendieron a una mayor amplitud de IIIQ+S, aunque esto no alcanzó significación estadística posiblemente por baja potencia estadística (escaso tamaño muestral de pacientes con MH).

Por tanto, como añadido al modelo multivariante para diferenciar MH de la hipertrofia fisiológica, la adición del criterio IIIQ+S supone una mejoría de la sensibilidad sin pérdida de especificidad. De hecho, la desviación izquierda del eje perdió significación estadística, sugiriendo que la asociación entre la desviación izquierda del eje y la MH estaría mediada por IIIQ+S. El punto de corte que los autores consideran fue IIIQ+S > 1,0 mV para ser indicativo de MH. Este parámetro siguió siendo de utilidad incluso en los casos de individuos jóvenes y de etnia afroamericana.

Las observaciones de este estudio ayudan a precisar aún más los criterios existentes utilizados en la valoración de atletas para identificar a aquellos en riesgo de muerte súbita. Se necesitan más estudios en cohortes de pacientes con MH para validar el valor predictivo de IIIQ+S.

Referencia

Large Q and S waves in lead III on the electrocardiogram distinguish patients with hypertrophic cardiomyopathy from athletes

  • Chen AS, Bent RE, Wheeler M, Knowles JW, Haddad F, Froelicher V, Ashley E and Perez MV.
  • Heart. 2018; pii: heartjnl-2017-312647.

Advertencia

CARDIOLOGÍA HOY es el blog de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), un foro abierto sobre actualidad médico-científica. Los contenidos publicados en este blog están redactados y dirigidos exclusivamente a profesionales de la salud. Las opiniones vertidas en este blog corresponden a los autores de los artículos y no necesariamente reflejan la opinión de la SEC. El Comité TIC de la SEC no aceptará artículos y comentarios al margen de este contexto formativo y de actualización de las evidencias clínicas. Más información sobre las Normas de comportamiento del blog.

¿Te ha gustado el artículo?

Compártelo en las redes sociales:
Colabora enviando tu artículo: Contacta con nosotros