Revista Española de Cardiología | Blog

| Cardiología Hoy - REC - Blog

¿Hay relación entre los cambios en el perfil de riesgo cardiovascular y las tasas de baja por incapacidad temporal? ¡Descúbrelo de la mano de nuestros autores!

Resumen del trabajo

Este trabajo forma parte del estudio ICARIA, un gran trabajo que analiza la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular en una muestra amplia y representativa de la población laboral española, y su objetivo es analizar si los cambios en el riesgo cardiovascular (RCV) se asocian con la duración y los costes de las bajas laborales de incapacidad temporal.

Nuestros autores evaluaron una cohorte prospectiva de 179.186 sujetos en los que calcularon su RCV con el sistema SCORE en 2 exámenes médicos separados aproximadamente 1 año. Se categorizó el RCV en < 4% o ≥ 4% y se crearon 4 grupos de pacientes en función de los cambios evolutivos entre los 2 exámenes. Después de la segunda valoración se realizó un seguimiento de 1 año en el que se recogieron los datos de las bajas laborales.

En el grupo de sujetos que mejoraron su RCV hubo un mayor porcentaje de personas que habían dejado de fumar o que habían controlado su presión arterial o su perfil lipídico. Tras ajustar por los posibles factores de confusión, los sujetos que mejoraron su RCV tuvieron un menor recuento de días de incapacidad temporal que los que empeoraron su RCV y que aquellos que tenían un riesgo permanentemente alto.

Para saber más 

Los datos completos del estudio están disponibles en Revista Española de Cardiología siguiendo el enlace Asociación entre la mejora en el perfil de riesgo cardiovascular y los cambios en la incapacidad temporal: resultados del estudio ICARIA.

Encuentro con el autor: Carlos Catalina Romero


REC ¿Cómo se les ocurrió la idea de este trabajo de investigación?

Nos interesaba profundizar en el concepto de lo que hemos denominado “itinerarios de riesgo cardiovascular”. Cuando analizamos el impacto de una determinada condición de salud sobre una variable de resultado, es frecuente que la medida o diagnóstico de dicha condición de salud se realice en un solo momento puntual del tiempo. Sin embargo, la salud no es un fenómeno estático en absoluto, sino que tiene un carácter extraordinariamente dinámico. Ser fumador o no serlo, mostrar valores controlados o no de tensión arterial y de lípidos en sangre, no son condiciones definitivas. Las personas cambian sus conductas de salud o la adherencia a los tratamientos que tienen prescritos. Nuestras condiciones de salud mejoran, empeoran o se mantienen.

Nos interesamos por el impacto y la repercusión que tiene esta evolución sobre la incapacidad temporal (lo que conocemos como bajas por enfermedad). La incapacidad temporal tiene la máxima relevancia desde la perspectiva de la salud ocupacional ya que:

  1. Es el resultado del deterioro de la capacidad funcional del trabajador como consecuencia de su estado de salud.
  2. Supone una importante fuente de costes indirectos, en términos del pago de prestaciones de Seguridad Social.
  3. Representa en sí misma un indicador del estado general de salud de un trabajador, relacionándose por ejemplo con una mayor mortalidad.

En este contexto, nos planteamos qué asociación encontraríamos entre la evolución mostrada durante un año por un trabajador en cuanto a su nivel de riesgo cardiovascular (RCV), estimado mediante el sistema SCORE, y la incapacidad temporal en el año siguiente. Para ello definimos cuatro grupos en función de que los trabajadores incluidos en el estudio: 1) mantuviesen un RCV bajo en las dos medidas separadas por un periodo de un año; 2) empeorasen su nivel de RCV; 3) lo mejorasen; o 4) lo mantuviesen en niveles de RCV moderado/alto. Por último, evaluamos la incidencia y la duración de los episodios de incapacidad temporal en el año siguiente.

REC ¿Cuál es el principal resultado?

En nuestro estudio encontramos que la evolución del riesgo cardiovascular en un periodo tan breve como un año se asocia con cambios significativos en la incapacidad temporal durante el año sucesivo.

El grupo de trabajadores que consigue mejorar su nivel de RCV respecto a la evaluación basal tiene un comportamiento similar en cuanto a la incapacidad temporal que el grupo que siempre cuenta con un nivel bajo de riesgo, mientras que los trabajadores que cuentan con un nivel de RCV moderado-alto y no lo controlan, o que pasan por vez primera a tener un nivel estimado de riesgo moderado-alto, presentan más incapacidad temporal durante el año sucesivo. En definitiva, nuestros resultados sugieren que controlar de manera exitosa el nivel de RCV de un trabajador tiene un impacto positivo sobre la incapacidad temporal, que se observa tan a corto plazo como en un periodo de un año.

REC ¿Cuál sería la principal repercusión clínica?

La principal implicación que se desprende de los resultados es la necesidad de intensificar las actuaciones en población trabajadora orientadas a concienciar, diagnosticar y controlar los principales factores de riesgo cardiovascular. El abandono del tabaco, el control de los niveles de presión arterial y de los lípidos, emergen como los targets principales.

REC ¿Qué fue lo más difícil del estudio?

La mayor dificultad cuando se realizan estudios de este tipo consiste en contar con datos evolutivos de un mismo trabajador.

REC ¿Hubo algún resultado inesperado? 

En realidad, no se trata de un resultado inesperado, pero no solemos poner el foco sobre el mismo. En nuestro estudio la asociación observada entre RCV e incapacidad temporal no se debe en exclusiva, ni siquiera de forma mayoritaria, a las enfermedades cardiovasculares, sino que su impacto es mucho más amplio. Condiciones como el consumo de tabaco, la hipertensión o la dislipemia se relacionan con las enfermedades cardiovasculares, pero también constituyen un cluster de factores relacionados con una mayor incidencia y una peor evolución de una gama mucho más amplia de problemas de salud. En definitiva, los factores de riesgo cardiovascular (FRCV) pueden considerarse como factores generales de mala salud, e incluso, como grandes generadores de incapacidad; en este sentido, su repercusión negativa y sus costes personales, sociales y para los sistemas de protección social podrían ser muy superiores a los considerados hasta el momento.

REC Una vez acabado, ¿le hubiera gustado hacer algo de forma diferente?

Nuestros hallazgos nos han ayudado a identificar algunos de los próximos pasos a seguir. Los resultados se obtuvieron mediante un diseño observacional, por lo que nos gustaría introducir un mayor control experimental sobre las variables en nuestros próximos estudios.

REC ¿Cuál sería el siguiente trabajo que le gustaría hacer tras haber visto los resultados?

Con los resultados obtenidos está claro que la realización de ensayos clínicos para evaluar la eficacia de estrategias y programas asistenciales orientados al diagnóstico, manejo y control de los FRCV en población trabajadora tiene el máximo interés. Aunque contamos con evidencia acerca de terapias específicas, la forma de implementar las guías clínicas en nuestra práctica asistencial se encuentra mucho menos desarrollada. No se trata de un tema baladí ya que en los próximos años asistiremos a un previsible envejecimiento poblacional y esto requerirá que sepamos capaces de gestionar de manera exitosa los cambios en la edad de nuestra fuerza de trabajo. De nuestra capacidad a la hora de generar nuevas estrategias orientadas a impactar en una población, por definición, más joven, más asintomática y menos frecuentadora de los servicios de salud, dependerá el impacto real de dicho envejecimiento poblacional.

En la actualidad, nuestro grupo está llevando a cabo un ensayo en el que se comparan la eficacia de una intervención sobre los estilos de vida de los trabajadores de alto riesgo cardiovascular, basada en entrevistas semiestructuradas, y el tratamiento convencional. Queremos evaluar el potencial de este tipo de intervenciones a la hora de mejorar el control de los factores de riesgo y de reducir la incapacidad temporal.

REC Recomiéndenos algún trabajo científico reciente que os haya parecido interesante.

Recientemente he leído un artículo titulado “La felicidad está en el aire”. En él se encuentra una correlación entre los niveles de polución y los niveles de felicidad de la población. Los autores observan mayores niveles de síntomas depresivos y menores de felicidad auto-informada, cuando los individuos son preguntados en días con altos niveles de contaminación del aire. Al margen de la originalidad del título y del planteamiento del estudio, existen razones de peso para que la comunidad científica y las autoridades sanitarias analicen en profundidad las graves consecuencias para la salud de la población que se derivan del daño que le infligimos a nuestro planeta con la falta de control sobre las emisiones contaminantes. Creo que se trata de un fenómeno, de cuyas dimensiones a nivel epidemiológico no somos aún conscientes y que debe preocuparnos.

REC Finalmente... ¿qué nos recomienda para desconectar y relajarnos?

En general, recomiendo cualquier actividad que implique aumentar nuestra actividad física. La práctica de deportes, disciplinas como el yoga o el pilates, aunque también actividades más cotidianas como caminar, dar un paseo o bailar, nos ayudan a desconectar de los problemas, son en sí mismas gratificantes y cuando se ajustan a nuestro nivel de partida, tienen implicaciones cardiosaludables sobre la mayor parte de los factores de riesgo.

Referencia

Asociación entre la mejora en el perfil de riesgo cardiovascular y los cambios en la incapacidad temporal: resultados del estudio ICARIA

  • Calvo-Bonacho E, Catalina-Romero C, Cabrera M, Fernández-Labandera C, Sánchez Chaparro MÁ, Brotons C, Ruilope LM.
  • Rev Esp Cardiol. 2017;70:941-51.

Lectura recomendada

Happiness in the Air: How Does a Dirty Sky Affect Mental Health and Subjective Well-being?

  • Hang X, Zhang X, Chen X.
  • J Environ Econ Manage. 2017;85:81-94.

(El acceso a la versión completa del artículo requiere contraseña).

Advertencia

CARDIOLOGÍA HOY es el blog de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), un foro abierto sobre actualidad médico-científica. Los contenidos publicados en este blog están redactados y dirigidos exclusivamente a profesionales de la salud. Las opiniones vertidas en este blog corresponden a los autores de los artículos y no necesariamente reflejan la opinión de la SEC. El Comité TIC de la SEC no aceptará artículos y comentarios al margen de este contexto formativo y de actualización de las evidencias clínicas. Más información sobre las Normas de comportamiento del blog.

¿Te ha gustado el artículo?

Compártelo en las redes sociales:
Colabora enviando tu artículo: Contacta con nosotros