Se fundó como Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Cardiología en 1990 para representar a aquellos cardiólogos cuyo ámbito de trabajo era la consulta cardiológica sin relación directa con el hospital.

Para hacerse miembro de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) es condición indispensable ser socio de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y estar al corriente de los pagos de su cuota anual.