1920x400Cab 3Reunion

Electrofisiología y Arritmias

La Sección de Electrofisiología y Arritmias (SEA) es la sección científica de la SEC que desde 1980 se ocupa del ritmo cardiaco y de sus trastornos.

Los objetivos de esta Sección son el promover actividades de formación e investigación, así como registrar procedimientos médicos y certificar unos mínimos de calidad en la practica profesional , todo ello en aras de la mejor práctica profesional y cuidado de los pacientes con arritmias cardíacas.

Sobre la sección Hazte socio

Blog Actualizaciones Bibliográficas

El marcapasos sin cables, más seguro que los transvenosos en el largo plazo

Los marcapasos sin cables han demostrado a corto plazo un rendimiento eléctrico muy satisfactorio acompañado de un perfil de seguridad más que aceptable. 

Crioablación de venas pulmonares guiada sólo por temperatura en el primer minuto

Estudio que evalúa una estrategia de Tª de -40ºC durante los primeros 60 segundos de crioablación, sin uso de catéter Achieve, para predecir el aislamiento agudo de la vena y los resultados a 1 año.

Optimización automática de la TRC por un sensor de contractilidad: estudio RESPOND-CRT

Este estudio evalúa la eficacia y seguridad de la utilización de un sensor de contractilidad intracardiaco para la optimización automática de la terapia de resincronización cardiaca.

Caída de impedancia durante ablación de FA y recuperación de conducción

Para mejorar la persistencia a largo plazo del aislamiento de venas pulmonares necesitamos marcadores de ablación exitosa de fibrilación auricular (FA) más allá del bloqueo agudo de conducción.  

¿Desfibrilador subcutáneo o transvenoso?

Comparación de resultados a largo plazo de desfibriladores transvenosos o subcutáneos, sobre una cohorte de 280 pacientes en base a 16 características basales relevantes. 

Resultados de la ablación de TV en MDNI mejores de lo esperable a medio-largo plazo

La ablación de TV en pacientes con MDNI puede ser desafiante por la complejidad del sustrato subyacente, y los resultados publicados han sido tradicionalmente peores que para la TV postinfarto.