Noticias cardiología

Congreso SEC

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

071

En el contexto de la mesa redonda "Aplicación práctica de las Guías ESC-2016: aspectos resueltos y dudas por resolver" se han comentado las novedades referentes a la publicación de tres nuevas guías elaboradas por de la Sociedad Europea de Cardiología en este último año: insuficiencia cardiaca, hiperlipidemias y fibrilación auricular.

El Dr. Fernando Arribas Ynsaurriaga, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, ha sido el encargado de resumir los aspectos más relevantes de las guías de fibrilación auricular, "estas guías se presentaron coincidiendo con el último congreso de la Sociedad Europea de Cardiología celebrado en Roma a finales de agosto pasado", explica el doctor. "En poco tiempo se ha producido mucha actividad en torno a la fibrilación auricular, con dos guías nuevas en seis años, principalmente como consecuencia de la implantación de los nuevos anticoagulantes orales".

Entre las diversas novedades, destaca el encargo, por parte del comité de las guías, de revisiones sistemáticas sobre

  • El impacto de la anticoagulación en pacientes con bajo riesgo trombótico.
  • El impacto de la ablación de la fibrilación auricular persistente.
  • El beneficio de la cirugía concomitante de fibrilación auricular.

"Otro punto que llama la atención en estas guías", prosigue el doctor, "es la inclusión de otros aspectos clínicos asociados con la fibrilación auricular como son la enfermedad respiratoria, la obesidad o la insuficiencia renal".

La relación de la fibrilación auricular con la fisiopatología de la enfermedad, la nueva clasificación de los tipos de fibrilación auricular (cambiando algunos casos de persistente a paroxística) o la matización de los síntomas relacionados, son otras de las novedades señaladas por el doctor.

"Estas guías son de las más extensas que se han elaborado. Cuentan con más de 1.000 referencias y atañe a todos los médicos que estén relacionados con el tratamiento de la fibrilación auricular", analiza el Dr. Arribas.

Uno de los puntos más destacados es el referente a la anticoagulación. Ha desaparecido la consideración del antiagregante como posibilidad de tratamiento para la fibrilación auricular. "Había inercia a usar antiagregantes para pacientes de bajo riesgo que no se consideraban candidatos a recibir anticoagulantes. Ahora se desaconsejan los antiagregantes por completo y se individualiza la decisión, pudiendo ocupar ese lugar los anticoagulantes directos" explica el doctor. "La indicación de los nuevos anticoagulantes ya ha pasado por delante de los antivitamina K, salvo las escasas contraindicaciones expresas".

Las nuevas guías tienen una intención de ayuda a la práctica clínica, contemplando situaciones siempre difíciles como los momentos tras un ictus con o sin sangrado o la necesidad de antiagregación tras implantación de un stent.

Existen pocos cambios en las estrategias de control de frecuencia o de ritmo salvo destacar un llamativo protagonismo de la digoxina y un menor protagonismo de la ablación de lo esperado.

La importancia reconocida a la fibrilación auricular queda reflejada por el llamamiento a la creación de equipos integrados para su manejo o por las indicaciones para el cribado en diferentes poblaciones.

"No cabe duda que la fibrilación auricular es un importante problema de salud y estas guías son un buen ejemplo de su reconocimiento", concluye el Dr. Arribas.