Blog Actualizaciones Bibliográficas

Marcapasos Sin Cables Transcatéter Micra: Seguro y Efectivo en el Corto Plazo

|

Las complicaciones relacionadas con el implante de marcapasos definitivos siguen siendo significativas, estando especialmente en relación con los cables endovasculares y la bolsa para el generador. En un intento de reducir las complicaciones, se han desarrollado sistemas de marcapasos sin cables de un solo componente, en el que generador y cable están integrados en una única unidad, lo que elimina los riesgos relacionados con cables, bolsa del generador o conexiones. Hasta la fecha se dispone de dos dispositivos de estimulación sin cables, el marcapasos Nanostim (St. Jude Medical) y el marcapasos Micra (Medtronic).

El marcapasos transcatéter Micra ha sido aprobado para uso clínico comercial en Europa en el pasado mes de Junio de 2015. El sistema consiste en una cápsula de 8 cm3 de volumen, con unas dimensiones de 25,9×6,7 mm, y diseñado para proporcionar estimulación cardiaca bipolar en modo VVI en ventrículo derecho, con una longevidad estimada de 9,6 años. El marcapasos tiene acelerómetro y control automático de captura, y es compatible condicional con estudios de resonancia magnética sin restricciones corporales en equipos de 1.5 y 3 Teslas. La forma de anclaje del marcapasos al endocardio ventricular es mediante 4 púas autoexpandibles de nitinol eléctricamente inactivas. Previamente, el marcapasos ha de aproximarse  hasta el corazón a través de un catéter deflectable en cuyo extremo distal va el dispositivo con las púas no expandidas, y éste a su vez va por dentro de un introductor de 23 French de diámetro interno y 27 de diámetro externo, introducido a través de un abordaje percutáneo venosos transfemoral. Previo a la liberación definitiva del marcapasos del catéter y una vez anclado en el ventrículo, se confirma que los parámetros eléctricos son adecuados y que el sistema está bien fijado al endocardio, para lo que se realiza una maniobra de tensión controlada guiada fluoroscópicamante. En caso de no estar bien anclado o los parámetros ser subóptimos, es factible explantar el marcapasos y volver a implantarlo de nuevo con la misma técnica descrita. La publicación del trabajo de Reynolds y colaboradores coincidió con la presentación de sus resultados en el congreso American Heart Association Scientific Sessions 2015 el pasado 9 de Noviembre en Orlando, USA. Se trata de un trabajo prospectivo no aleatorizado multicéntrico, dirigido a evaluar los resultados del implante y durante un seguimiento de 6 meses, en pacientes a los que se indicó el implante del marcapasos transcatéter Micra, con indicación estándar de implante de marcapasos definitivo. Para el objetivo de seguridad, se compararon los resultados con los de una cohorte histórica de 2667 pacientes con marcapasos convencionales. Se incluyeron 725 pacientes, consiguiéndose implantar el dispositivo Micra en 719 (99.2%) (En 6 casos no se pudo implantar, 4 de ellos tras presentar una complicación mayor). Se excluyeron pacientes totalmente dependientes de estimulación y aquellos que ya tuvieran un marcapasos u otro dispositivo cardiaco electrónico implantado previamente. La edad media fue de 79 años, 59% fueron hombres, un 20% tenían insuficiencia renal, un 42% enfermedad cardiaca valvular, el 72,6% fibrilación auricular y la FEVI media fue del 59%. El dispositivo se implantó en el ápex de ventrículo derecho en el 66% de los pacientes. A los 6 meses de seguimiento, estaban libres de complicaciones mayores el 96% (vs. el 83% de la cohorte histórica; P<0.001). No se produjeron dislocaciones del dispositivo en ningún paciente ni hubo infecciones sistémicas. No existieron casos de muerte relacionadas con el procedimiento. Un total de 25 pacientes presentaron alguna complicación mayor, incluyendo 11 casos de daño cardiaco (1,6% de perforaciones cardiacas), complicaciones en el lugar de punción femoral en 5 pacientes, y un caso de tromboembolismo pulmonar. El análisis de eficacia a 6 meses se realizó en 297 pacientes, y de ellos, el 98.3% presentaron unos umbrales adecuados comparado con el valor de la cohorte histórica del 80% (P<0.001). En los pacientes con el sistema Micra, hubo una menor incidencia de hospitalizaciones y revisiones del sistema debidas a complicaciones.

 

A Leadless Intracardiac Transcatheter Pacing System

Reynolds D et al. N Engl J Med 2015; In Press

Sin lugar a dudas, los resultados de este estudio son prometedores y auguran un gran futuro para esta nueva tecnología, que sin duda representa una nueva era en la estimulación cardiaca, si bien hemos de esperar a disponer de datos de durabilidad y seguridad a largo plazo, incluyendo datos de la incidencia y manejo de complicaciones graves como las infecciones del sistema.

#FrenarLaCurva