Actualidad en cardiología clínica - Septiembre 2021

¿Por qué necesitamos consensos para el manejo de la dislipemia?

Actualidad en cardiología clínica - Septiembre 2021

Asistimos a un descenso de la mortalidad cardiovascular en nuestro país, gracias a los avances terapéuticos. Pese a ello, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de mortalidad1.

La prevención cardiovascular es un pilar esencial, basada en un control global de los factores de riesgo cardiovascular (FRCV). El aumento del colesterol, especialmente el unido a lipoproteínas de baja densidad (c-LDL), es un potente factor para el inicio y el desarrollo de la aterosclerosis2. De hecho, la hiperlipidemia es el FRCV que más contribuye a sufrir un infarto de miocardio3. Disponemos de tratamientos efectivos para el control del colesterol. Sin embargo, muchos estudios evidencian el mal control de los pacientes, tanto en prevención primaria4 como en secundaria5-6, que no alcanzan los objetivos diana de los principales FRCV ni de c-LDL.

Un consenso médico, según el Consejo Europeo, es una declaración pública sobre un aspecto concreto del conocimiento médico, basado en la evidencia y en el estado de la ciencia, realizado por un grupo representativo de expertos. Su principal objetivo es aconsejar a los profesionales en la toma de decisiones en diagnóstico, manejo o tratamiento7. ¿Necesitamos documentos de este tipo para el manejo de la dislipemia?

Las últimas guías europeas de manejo de la hipercolesterolemia8 plantean un sistema gradual de tratamiento que puede retrasar la consecución de objetivos de c-LDL, especialmente en pacientes con mayor riesgo, que son los que precisan mayores reducciones y más precoces.

El paciente, en prevención primaria o secundaria, es seguido en atención primaria, en cardiología, en medicina interna o en unidades de lípidos o, según el proceso, en varios niveles. Por ello, es esencial consensuar el manejo de estos pacientes, independientemente del nivel de prevención o asistencial. Gracias a la visión multidisciplinar y al enfoque pragmático con que se han elaborado los consensos de prevención primaria9 y secundaria de la Sociedad Española de Cardiología10, se consigue homogeneizar los criterios entre niveles asistenciales, un mejor manejo y una consecución de objetivos más precoz. Este tipo de documentos pulen algunos aspectos de las guías y matizan otros. En definitiva, facilitan el control del paciente, para conseguir los objetivos antes y mejorar su pronóstico. Sin duda, necesitamos consensos para el manejo de la dislipemia.


Referencias

  1. Instituto Nacional de Estadística. Estadística de defunciones según la causa de muerte. Disponible en: www.ine.es. Último acceso: 25/06/21.
  2. Ference BA, Ginsberg HN, Graham I, et al. Low-density lipoproteins cause atherosclerotic cardiovascular disease. 1. Evidence from genetic, epidemiologic, and clinical studies. A consensus statement from the European Atherosclerosis Society Consensus Panel. Eur Heart J 2017;38:2459-2472.
  3. Yusuf S, Hawken S, unpuu S, et al. Effect of potentially modi able risk factors associated with myocardial infarction in 52 countries (the INTERHEART study): case-control study. Lancet 2004;364:937-952.
  4. Kotseva K, De Backer G, De Bacquer D, et al. Primary prevention efforts are poorly developed in people at high cardiovascular risk: A report from the European Society of Cardiology EURObservational Research Programme EUROASPIRE V survey in 16 European countries. Eur J Prev Cardiol 2020 Mar 20;2047487320908698. DOI: 10.1177/2047487320908698.
  5. Ray KK, Molemans B, Schoonen WM, et al. EU-Wide Cross-Sectional Observational Study of Lipid-Modifying Therapy Use in Secondary and Primary Care: the DA VINCI study. Eur J of Prev Cardiol 2020. DOI: 10.1093/eurjpc/zwaa047.
  6. Anguita M, Gómez Doblas JJ y Barrios V. Grado de control del cLDL tras un síndrome coronario agudo en España. ¿Se utilizan adecuadamente los recursos terapéuticos existentes? Rev Esp Cardiol 2021;74:194-196.
  7. Council of Europe. Developing a methodology for drawing up guidelines on best medical practices. (Recommendation (2001) 13 and explanatory memorandum). Z Arztl Fortbild Qualitatssich 2002;96 Suppl 3:5-59.
  8. Mach F, Baigent C, Catapano AL, et al., ESC Scienti c Document Group. 2019 ESC/ EAS Guidelines for the management of dyslipidaemias: lipid modi cation to reduce cardiovascular risk. Eur Heart J 2020;41:111-188.
  9. Barrios V, Escobar C, Anguita M, et al. Recomendaciones para mejorar el control lipídico en pacientes en prevención primaria. Documento de consenso de la Sociedad Española de Cardiología. REC: CardioClinics 2021;56:118-128.
  10. Escobar C, Anguita M, Arrarte V, et al. Recomendaciones para mejorar el control lipídico. Documento de consenso de la Sociedad Española de Cardiología. Rev Esp Cardiol 2020;73:161-167.