Actualidad en cardiología clínica - Julio 2018

Papel de rosuvastatina en el tratamiento de la dislipemia

Actualidad en cardiología clínica - Julio 2018

La rosuvastatina es una de las estatinas más potentes, que al igual que las otras seis estatinas comercializadas, se prescribe para reducir tanto el colesterol total como el colesterol LDL (LDLc) y prevenir eventos cardiovasculares.

Actúa como un inhibidor selectivo y competitivo de la 3-hidroxi-3-metil-glutaril-coenzima A reductasa, y su estructura molecular asegura una elevada afinidad para esta enzima. La biodisponibilidad absoluta es del 20% y se alcanzan niveles plasmáticos máximos entre las 3 y 5 horas de su administración. Cerca del 90% de la rosuvastatina circula unida a proteínas plasmáticas. Su eficacia no se ve influida por la hora en que se toma, lo que probablemente se deba a la vida media relativamente larga (unas 20 horas). Sólo el 10% de la dosis es metabolizada y el 90% restante se elimina como molécula intacta, en su mayor parte por vía fecal. Sin embargo, la concentración plasmática del fármaco se incrementa en pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina inferior a 30 ml/min), por lo cual esta patología se considera una contraindicación para su uso. A diferencia de otras estatinas, la rosuvastatina no es un inhibidor o un inductor de las isoenzimas del sistema citocromo P450, por lo cual el riesgo de interacciones con otros fármacos es bajo. No se han demostrado interacciones farmacológicas con antidiabéticos, antihipertensivos, digoxina o fenofibrato.

Eficacia y seguridad de la rosuvastatina

La eficacia de la rosuvastatina para reducir los niveles de LDLc se ha demostrado en numerosos estudios que se recogieron en una revisión sistemática publicada en la Cochrane Library1, que incluía 108 estudios (18 controlados con placebo y 90 antes y después) y evaluaron la eficacia relacionada con la dosis de rosuvastatina en 19.596 participantes. La rosuvastatina de 10 a 40 mg/día provocó una disminución del LDLc del 46% al 55% (tabla 1). La calidad de la evidencia de estos efectos es alta. Los datos de dosis-respuesta en las dosis de 1 a 80 mg mostraron un claro efecto lineal para la reducción del colesterol total, colesterol LDL y colesterol no HDL. Cuando se comparó con la atorvastatina, la rosuvastatina fue aproximadamente tres veces más potente por mg de fármaco para reducir el LDLc. No hubo un efecto relacionado con la dosis de la rosuvastatina sobre el colesterol HDL en sangre, pero en general, la rosuvastatina aumentó el HDL en un 7%. Los efectos de la rosuvastatina no se limitan a su efecto hipolipemiante, sino que se ha descrito una acción beneficiosa sobre el estrés oxidativo, función endotelial y la inflamación. En el estudio ANDROMEDA2, la proporción de pacientes en los cuales se alcanzó tanto un descenso del LDLc por debajo de 70 mg/dl como de la proteína C reactiva a menos de 2 mg/dl fue significativamente mayor entre los participantes tratados con rosuvastatina que con otras estatinas.

tablaCOSIN

Al igual que con el resto de estatinas, los efectos adversos más frecuentes fueron la aparición de mialgias, estreñimiento, astenia, dolor abdominal y náuseas, siendo la mayoría de ellos leves y esporádicos. El 0,2% a 0,4% de los pacientes presentaron elevaciones de la creatinfosfoquinasa sérica (CPK), mientras que menos del 0,1% presentaron miopatía.

Rosuvastatina y enfermedad cardiovascular

En el estudio JUPITER3 se incluyeron casi 18.000 sujetos aparentemente sanos, con cLDL < 130 mg/dl y PCR de alta sensibilidad ≥ 2,0 mg/l. Los pacientes se aleatorizaron a recibir rosuvastatina 20 mg/día o placebo. El estudio se interrumpió precozmente tras un seguimiento de 1,9 años. La rosuvastatina redujo los niveles de LDLc en un 50% y los de PCR en un 37%. El tratamiento con rosuvastatina se asoció con una reducción significativa del 44% (p < 0,00001) en el riesgo de la variable primaria (infarto de miocardio, ictus, revascularización arterial, hospitalización por angina inestable o muerte cardiovascular), el 54% (p = 0,0002) en el riesgo de infarto de miocardio, el 48% (p = 0,002) en el riesgo de ictus y el 20% (p = 0,02) en el riesgo de muerte por cualquier causa. La rosuvastatina no incrementó las tasas de miopatía ni de cáncer, pero sí aumentó la tasa de diabetes (3,0% frente al 2,4%; p = 0,01) y de los niveles de hemoglobina glicosilada.

La rosuvastatina también demostró la reducción de eventos cardiovasculares en el estudio HOPE-34. En este estudio de diseño factorial 2x2 que incluyó 12.705 participantes de riesgo bajo/intermedio, la rosuvastatina 10 mg/día, redujo el evento primario significativamente frente al placebo (3,7% frente al 4,8%; HR 0,76), al igual que el secundario (4,4% frente al 5,7%, HR 0,75). En el grupo de rosuvastatina destacó un mayor porcentaje de cirugía de cataratas (3,8% frente al 3,1%; p = 0,02) y síntomas musculares (5,8% frente al 4,7%; p = 0,005) pero sin diferencias en la interrupción del tratamiento.

En pacientes con enfermedad cardiovascular ya conocida, utilizando ultrasonidos intracoronarios (IVUS) la rosuvastatina ha demostrado la regresión de la placa de ateroma de forma significativa5.

¿Es coste-efectivo el tratamiento con rosuvastatina?

Nosotros realizamos un análisis fármaco-económico6, en el que valoramos el coste-efectividad de rosuvastatina frente a estatinas de intensidad moderada (simvastatina y pitavastatina) y alta (atorvastatina). En nuestro trabajo, que realizamos cuando el precio de la rosuvastatina era superior al actual, incluso en esta situación, rosuvastatina resultó coste-efectiva frente a simvastatina, atorvastatina y pitavastatina, situándose el RCEI (€/AVAC) por debajo del umbral habitualmente establecido en España (30.000 €/AVAC). Estos resultados de RCEI (€/AVAC) nos indican que la reducción de eventos conseguida por una mayor reducción del LDL, y por tanto, el ahorro en el manejo de estos eventos, es significativamente superior utilizando rosuvastatina al compararla con la reducción que obtienen el resto de estatinas.


Referencias

  1. Adams SP, Sekhon SS, Wright JM. Rosuvastatin for lowering lipids. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 11. Art. No.: CD010254. DOI: 10.1002/14651858. CD010254.pub2.
  2. John Betteridge, J. Martin Gibson, Philip T. Sager. Comparison of Efectiveness of Rosuvastatin Versus Atorvastatin on the Achievement of Combined C-Reactive Protein (<2 mg/L) and Low-Density Lipoprotein Cholesterol (<70 mg/dl) Targets
in Patients With Type 2 Diabetes Mellitus (from the ANDROMEDA Study), Am J Cardiology, 2007; 100: 1245-1248.
  3. Ridker PM, Danielson E, Fonseca FAH et al. Rosuvastatin to prevent vascular events in men and women with elevated C-reactive protein. N Engl J Med 2008;359:2195-207.
  4. Yusuf S, Bosch J, Dagenais G
et al. Cholesterol Lowering in Intermediate-Risk Persons Without Cardiovascular Disease. N Engl J Med. 2016; 374:2021-2031.
  5. Nissen, SE, Nicholls, SJ, Sipahi, I et al. Efect of very high-intensity statin therapy on regression of coronary atherosclerosis: the ASTEROID trial, JAMA, 2006;295:1556-1565.
  6. Cosin Sales J, Fuentes Jiménez
FJ, Mantilla Morató T, Ruiz E, Becerra V, Aceituno S et al. Coste- efectividad de rosuvastatina frente a simvastatina, atorvastatina y pitavastatina en pacientes con riesgo cardiovascular alto y muy alto en España. Clin Investig Arterioscler 2015; 27(5):228-38.

#FrenarLaCurva