La insuficiencia mitral (IM) con movimiento normal de los velos es el tipo menos común, resultante casi exclusivamente de enfermedad orgánica/estructural con dilatación del anillo mitral. La FA podría dar lugar a este tipo de IM a través de un remodelado auricular que conduzca a dilatación del anillo mitral, descrito ya en pequeñas series pero sin haber podido llegar a establecer una relación causal entre la FA y la IM.

Los resultados ya conocidos de diversos estudios multicéntricos y aleatorizados desarrollados a lo largo de los últimos años, han puesto de manifiesto de forma bastante uniforme, los beneficios de la terapia de resincronización cardiaca en pacientes con insuficiencia cardiaca y disfunción sistólica ventricular izquierda asociada a datos de asincronía ventricular.

La cateterización transeptal para acceder desde la aurícula derecha a la izquierda, representa uno de los aspectos clave que determinan el resultado de los procedimientos de ablación de arritmias auriculares con sustrato auricular izquierdo. De ellos, por frecuencia, la fibrilación auricular tiene un especial protagonismo. En la última década ha crecido de forma exponencial el número de grupos que realizan ablación percutánea de fibrilación auricular y esta experiencia acumulada no sólo ha permitido mejorar los resultados clínicos de los procedimientos sino que además ha reducido la incidencia de complicaciones.

En los últimos años se han descrito diferentes maniobras electrofisiológicas para llegar al diagnóstico de los distintos tipos de taquicardia paroxística supraventricular (TPSV), con variados requisitos, dificultades y limitaciones. Los autores se plantean la utilidad de una maniobra inicial simple que permita, de forma fiable, diferenciar adecuadamente el mecanismo de la TPSV.

Los extrasístoles ventriculares (EV) frecuentes pueden condicionar disfunción ventricular reversible, tal y como han mostrado varios trabajos recientes analizando la relación entre la carga de EV y la FEVI. Sin embargo, no se ha establecido un punto de corte que marque un riesgo relevante desde el punto de vista clínico. Dado que algunos pacientes con EV frecuente no desarrollan cardiomiopatía, otras características aparte de la carga total deben influir en su desarrollo.

Desde la implementación en la práctica clínica de la ablación con catéter de la fibrilación auricular, hace más de una década, las técnicas empleadas, las herramientas utilizadas y el conocimiento fisiopatológico de esta compleja alteración del ritmo cardiaco, han evolucionado de forma vertiginosa y nos ha permitido no sólo mejorar los resultados y la seguridad en éstos procedimientos, sino que ha supuesto toda una revolución tecnológica que en gran parte nos ha permitido además, mejorar y ampliar nuestros resultados clínicos en pacientes con sustratos arrítmicos variados.

La ablación con catéter, consiguiendo el bloqueo bidireccional de conducción a nivel del istmo cavotricuspídeo, representa un tratamiento de primera línea para los pacientes con flúter auricular común. La experiencia acumulada con esta técnica, demuestra que dicho tratamiento es extraordinariamente efectivo, con baja tasa de recurrencias y con una incidencia de complicaciones reducida. Lo más habitual para su realización, es la inserción percutánea de varios catéteres para registros auriculares y un catéter de ablación, que se posicionan en las cámaras cardiacas, ayudados por la imagen de escopia en distintas proyecciones.

Aunque los pacientes con síncope y bloqueo de rama presentan un alto riesgo de desarrollar bloqueo AV (la etiología sincopal más frecuente en esta población), el síncope puede también deberse a otras etiologías. De hecho, las más recientes guías de implantación de marcapasos establecen una indicación IIa, nivel de evidencia B, en el caso de bloqueo bifascicular y síncope sin bloqueo AV demostrado, tras la exclusión de otras posibles causas, específicamente la TV. Es por ello que los autores plantean un estudio multicéntrico, internacional, prospectivo y observacional, para conocer la evolución de pacientes con bloqueo de rama y síncope tras un abordaje diagnóstico sistematizado.

Uno de los problemas fundamentales de la terapia de resincronización cardiaca, es la ausencia de respuesta clínica pese a una adecuada implementación técnica de la terapia. Conocemos incluso, que la ausencia de respuesta ni siquiera tiene un efecto neutro sobre el paciente, sino que al contrario, se le añaden los efectos negativos de las potenciales complicaciones relacionadas con la técnica tanto en forma aguda como en el seguimiento, así como un potencial arritmogénico por los efectos de dispersión de la repolarización con la estimulación desde epicardio en ventrículo izquierdo.

La resincronización (RSC) cardiaca ha demostrado reducir la tasa de hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca y la mortalidad. Sin embargo, sigue existiendo controversia sobre su papel en la reducción de arritmias ventriculares. Varios estudios han demostrado su reducción, en probable relación con la reducción de volúmenes ventriculares, mientras que otros sugieren que la activación epicárdica puede causar dispersión de repolarización y prolongación del intervalo QT, aumentando la predisposición a arritmias ventriculares.