La investigación sobre nuevas tecnologías aplicadas al tratamiento intervencionista de la fibrilación auricular (FA), como la crioablación, el láser o los ultrasonidos, pretende minimizar las limitaciones de los métodos actuales. El poder aportar una mayor eficacia, reducir los tiempos del procedimiento, limitar la exposición a radiaciones ionizantes así como evitar las potenciales complicaciones asociadas a la técnica actual, supondría un avance fundamental en el tratamiento de la arritmia con mayor prevalencia en la población general.

El aislamiento eléctrico mediante ablación circunferencial de las venas pulmonares, constituye un método común de abordaje en los procedimientos de ablación de la fibrilación auricular. En él se realizan lesiones continuas a cierta distancia del ostium de las venas, englobándolas de forma ipsilateral; es decir, una línea rodeando a las venas derechas y otra a las izquierdas.

El enfoque terapéutico de las recurrencias arrítmicas después de una ablación de fibrilación auricular (FA) plantea cuestiones en la práctica clínica todavía sin resolver. Este estudio analiza los predictores clínicos de recurrencias arrítmicas después de ablación de FA en una amplia serie de pacientes (1298) sometidos a un largo periodo de seguimiento (41±10 meses).