Revista Española de Cardiología | Blog

| Cardiología Hoy - REC - Blog

En las sesiones científicas AHA17 se han presentado los resultados del estudio PRESERVE, sobre el uso de bicarbonato sódico y N-acetilcisteína en la prevención de efectos adversos graves tras angiografía.

En el estudio PRESERVE (Sodium Bicarbonate and N-Acetylcysteine for the Prevention of Serious Adverse Outcomes Following Angiography), los autores presentan un estudio con un diseño 2 x 2 factorial en el que se aleatorizaron 5.177 pacientes del alto riesgo programados para angiografía a bicarbonato sódico iv, suero salino, N-acetilcisteina o placebo.

El endpoint primario incluía muerte, necesidad de diálisis o incremento de un 50% del nivel de creatinina basal a 90 días. La nefropatía inducida por contraste fue un endpoint secundario.

El endpoint primario ocurrió en 110/2.511 (4,4%) pacientes en el grupo del bicarbonato frente a 116/2.482 (4,7%) en el grupo del suero salino (OR, 0,93; 95% IC, 0,72-1,22; p = 0,62) y en 114/2.495 (4,6%) en el grupo de N-acetilcisteina frente a 112/2.498 (4,5%) en el grupo placebo (OR, 1,02; IC 95%, 0,78 -1,33; p = 0,88). Tampoco hubo diferencias significativas entre los distintos grupos en las tasas de nefropatía inducida por contraste.

Por tanto, concluyen que en pacientes con alto de riesgo de complicaciones renales que se someten a una angiografía no existe beneficio en el uso de bicarbonato sódico frente al suero salino o de la acetilcisteina frente al placebo en la prevención de muerte, necesidad de diálisis o empeoramiento persistente de la función renal a 90 días o en la prevención de nefropatía inducida por contraste.

Comentario

Actualmente, está muy extendido el uso del bicarbonato sódico iv o de la N-acetilcisteina oral para la prevención del fallo renal en pacientes sometidos a angiografía, sin embargo, la evidencia disponible para recomendar estos tratamientos es escasa o inconsistente.

En este sentido, un estudio como el PRESERVE era necesario. Cabe destacar que la población incluida es más del doble que la población incluida en cualquier ensayo previo de sobre el uso de acetilcisteina y mucho mayor que la incluida en estudios sobre el bicarbonato. Se analizan eventos clínicos frente a otros estudios que fundamentalmente han analizado incrementos en los niveles de creatina. Y solo se incluyeron pacientes de alto riesgo (estadio 3 y 4 o 3A diabéticos).

En lo que se refiere a sus limitaciones se incluirían: existe un sesgo en la selección de pacientes (son fundamentalmente hombres) al ser un estudio fundamentalmente realizado en los hospitales de veteranos de EE. UU., la valoración de la nefropatía por contraste se hizo con una sola determinación de creatinina entre los días 3 y 5 post-angiografía, la mayoría de los pacientes solo fueron sometidos a angiografías diagnósticas, no intervenciones, por lo que recibieron poca cantidad de contraste (85 ml de media), el seguimiento fue solo a 90 días y todos los procedimientos fueron programados (se excluyen procedimientos urgentes).

Pese a estas limitaciones consideramos que las conclusiones extraídas son válidas y aplicables en un gran número de pacientes. Por tanto, en pacientes con alto riesgo para el desarrollo de complicaciones renales que vayan a ser sometidos a una angiografía programada se recomienda simplemente el uso de suero salino frente al bicarbonato y acetilcisteina.

 

Advertencia

CARDIOLOGÍA HOY es el blog de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), un foro abierto sobre actualidad medicocientífica. Los contenidos publicados en este blog están redactados y dirigidos exclusivamente a profesionales de la salud. El Comité TIC de la SEC no aceptará artículos y comentarios al margen de este contexto formativo y de actualización de las evidencias clínicas. Más información sobre las Normas de comportamiento del blog.