Entrevistas y debates

Puesta al día en el tratamiento del paciente con FA

| CardioTV

Participan

Dr. Josep Brugada Terradellas
Dr. Josep Brugada Terradellas
Electrofisiólogo
Hospital Clínic de Barcelona
Dr. José Luis Zamorano Gómez
Dr. José Luis Zamorano Gómez
Cardiólogo clínico
Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid)

Resumen

Los doctores José Luis Zamorano y Josep Brugada despejan algunas de las dudas más recurrentes para el cardiólogo clínico sobre el procedimiento de la ablación.

La fibrilación auricular (FA) tiene un enorme impacto en los pacientes de cardiología y es la causa prioritaria de ictus en España, en torno a 130.000 casos al año. Además de la anticoagulación y el control del ritmo con fármacos, la ablación es una técnica segura y eficaz. El electrofisiólogo del Hospital Clínic de Barcelona, Josep Brugada, explica que “más del 50% de los procedimientos realizados en los laboratorios de electrofisiología son a la fibrilación auricular, eso indica el gran volumen de pacientes que sufren esa enfermedad y la confianza en esta técnica”.

Como indica el Dr. Brugada, el perfil que más se beneficia de esta técnica es el paciente con FA paroxística con aurícula izquierda por debajo de 45. ¿A quién debería realizarse la crioablación? ¿A quién la ablación con radiofrecuencia? Lo más efectivo para controlar este tipo de FA es el aislamiento de las venas pulmonares, por lo que recomienda la crioablación en estos pacientes al ser una técnica más fácil, más sencilla y más segura: “el nivel de reablación para controlar clínicamente al paciente es la mitad con crioablación que en la radiofrecuencia”.

¿El procedimiento está contraindicado por la edad, o tendríamos que actuar antes? El electrofisiólogo recuerda que no se debería someter a este tratamiento a aquellos pacientes cuyas posibilidades de éxito sean bajas. “No está contraindicado en personas ancianas, aunque es verdad que la fibrilación per se se incrementa con la edad. Cuanto antes realicemos el tratamiento mejor, para evitar la progresión hacia formas más severas de la enfermedad, sobre todo por afectación estructural que provoca la misma fibrilación”.