DAI subcutáneo: ¿en qué punto estamos?

|

En esta ocasión, el Podcast SEC se enmarca en Ritmo17, la Tercera Reunión Conjunta de las Secciones de Electrofisiología y Arritmias y Estimulación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología. El doctor Ignacio Fernández Lozano, del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), y actual secretario general de la SEC, repasa con la doctora María López Gil la situación actual del DAI subcutáneo, sobre la que ha versado una sesión científica del congreso en Madrid.  

Desde su llegada a España en torno al 2013, se han implantado unos 350 desfibriladores subcutáneos, aún un pequeño porcentaje en comparación con otros dispositivos implantables. Su principal ventaja es la falta de cable intravascular, que suele crear complicaciones en el resto de sistemas de desfibrliación convencionales, aunque su mecanismo se limita al rescate de una taquicardia ventricular. 

Al igual que otros procedimientos, el implante requiere un estudio de la situación, pero exige una curva de aprendizaje inferior a la del implante de desfibrilador convencional, y sin necesidad de radioscopia. Según la experienca de López Gil, en principio no requiere anestesia general e intubación, siendo posible realizar la mayor parte del procedimiento con sedación consciente. En cuanto al perfil de pacientes que más se benefician del procedimiento son aquellos que ya han tenido otros dispositivos, o en los que no es posible implantar un desfibrilador convencional, asó como los pacientes jóvenes con poca probabilidad de necesitar de manera recurrente una terapia de estimulación antitaquicardia o antibradicardia.

#FrenarLaCurva