Noticias cardiología

El uso de anticonceptivos obliga a suprimir el consumo de tabaco

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

El uso de anticonceptivos orales asociado al consumo de tabaco aumenta de forma exponencial el riesgo cardiovascular a través de la presencia de eventos cardiovasculares agudos. Es decir, multiplican el riesgo de tromboflebitis, embolia pulmonar, infarto agudo de miocardio e ictus.

De hecho, “las mujeres jóvenes y en edad fértil pueden perder la ventaja que les proporciona su situación hormonal”, apunta la Dra. Milagros Pedreira, presidenta del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares en la Mujer de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Asimismo, añade, “existen otras circunstancias como la diabetes o las alteraciones del colesterol de origen familiar que también incrementan el riesgo cardiovascular y pueden desencadenar eventos precoces, si bien estas situaciones suelen ser bien conocidas por las pacientes y controladas por sus médicos.”

Sin embargo, el uso de anticonceptivos orales asociados al consumo de tabaco puede no estar vigilado desde el punto de vista médico, ya que las propias mujeres no son conocedoras del riesgo y de la necesidad de su control. De tal manera, que “con el uso de anticonceptivos orales es obligada la supresión del tabaco”, matiza la Dra. Pedreira.

Los anticonceptivos orales poseen un potencial efecto trombogénico que puede desencadenar un evento cardiovascular, no obstante, “en ausencia de otros factores de riesgo, las mujeres jóvenes y bajo control médico pueden utilizarlos con seguridad, siempre que conozcan este riesgo y sigan las indicaciones y controles prescritos por su ginecólogo”, apunta la Dra. Pedreira.

En este sentido, “las mujeres con más de 35 años y fumadoras no deben utilizar medios anticonceptivos orales, por el riesgo ya descrito, y en mujeres más jóvenes también debe conocerse el potencial efecto trombogénico cuando se asocia a tabaquismo”, afirma la cardióloga.

Anticonceptivos y corazón

Los fármacos anticonceptivos son una combinación de estrógenos y progestágenos que interrumpen la fertilidad femenina normal y evitan la ovulación por medio de diferentes cantidades de hormonas.

Los anticonceptivos orales, popularmente conocidos como píldora, pueden influir en la coagulación, aumentando el riesgo de trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar, derrame cerebral y el infarto de miocardio. Por eso deben tener especial cuidado:

  • Mujeres con antecedentes de enfermedades cardiovasculares
  • Mujeres con tendencia familiar a formar coágulos de sangre, como el factor V Leiden
  • Mujeres fumadoras
  • Mujeres obesas
  • Mujeres con hipercolesterolemia

Comentar con el ginecólogo los hábitos de vida, antecedentes familiares e historial clínico, de forma que se pueda elegir el método anticonceptivo elegido para no perjudicar la salud cardiovascular.