Noticias cardiología

Cardiólogos españoles proponen un nuevo índice para evaluar el resultado del tratamiento sobre las lesiones bifurcadas

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

Las lesiones bifurcadas engloban tanto la rama principal como la rama lateral del corazón, representan en torno al 15-20% del total de lesiones coronarias y, a pesar de las mejoras tecnológicas desarrolladas en este campo, siguen considerándose de elevada complejidad. La estrategia del ‘stent provisional’ es la técnica de elección para el abordaje de estas lesiones, según consenso internacional. Sin embargo, uno de los principales problemas que presenta es que es difícil evaluar el resultado de la rama tratada tras el implante del stent en el vaso principal. Un grupo de cardiólogos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han descubierto la utilidad del índice de reposo durante el periodo libre de ondas (iFR) para conocer la evaluación fisiológica del resultado de la rama lateral. El estudio piloto ha sido presentado en el Congreso Europeo de Cardiología, que se celebra del 31 de agosto al 4 de septiembre en París.

“Nuestro objetivo era analizar la factibilidad del uso de la técnica de la guía de presión encarcelada en bifurcaciones tratadas mediante la estrategia del ‘stent provisional’; y valorar el resultado de la rama lateral mediante evaluación fisiológica utilizando el iFR”, explica el Dr. Manuel Pan, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Principales resultados

El estudio incluyó a 50 pacientes con 50 lesiones bifurcadas que fueron tratados con la técnica del ‘stent provisional’ entre junio de 2017 y diciembre de 2018 en el citado hospital. “La retirada de la guía de presión atrapada fue posible en todos los casos. Además, pudimos analizar el 80% de las guías de presión utilizadas y en el 20% no se observó ningún tipo de daño. Solo en una de ellas se observó daño severo y ninguna sufrió fractura”, explica el experto en cardiología. Tras un seguimiento medio de entre seis y 14 meses, únicamente se registró un evento cardiaco adverso mayor. En concreto, un síndrome coronario agudo sin elevación del segmento ST en un paciente que cesó de manera voluntaria el tratamiento antiplaquetario. En el resto de pacientes no se objetivaron eventos clínicos cardiacos adversos.

“Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que el uso del iFR aporta información fisiológica adicional sobre la estenosis angiográfica residual en la rama lateral, así como la factibilidad del uso de la guía de presión como guía enjaulada que permite, además, simplificar el procedimiento”, valora el Dr. Pan.

Este proyecto ha sido financiado por una beca del Fondo de Investigación en Salud (FIS) del Instituto de Salud Carlos III.