Noticias cardiología

Las técnicas de imagen cardiaca, ‘aliadas’ de los cardiólogos en el diagnóstico de la COVID persistente

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

La Asociación de Imagen Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) celebra estos días, de forma virtual, su congreso anual. Un encuentro en el que expertos de reconocido prestigio nacional e internacional repasan las últimas novedades en técnicas de imagen cardiaca, cuyo desarrollo en los últimos años ha permitido mejorar el estudio no invasivo de multitud de patologías cardiológicas, permitiendo afinar más los diagnósticos y el seguimiento de los pacientes. Tanto es así que, en la actualidad, se han posicionado como el principal aliado de los cardiólogos para realizar un diagnóstico diferencial entre la COVID persistente y la insuficiencia cardiaca, dos entidades que se asemejan de forma muy significativa en su sintomatología de presentación.

De hecho, tal y como asegura la Dra. Nieves Romero Rodríguez, cardióloga del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, se ha incrementado el número de pacientes remitidos a las consultas de cardiología por la presencia de esa sintomatología.

Síntomas de la COVID persistente y la insuficiencia cardiaca

Como recuerda la cardióloga, la COVID persistente “se refiere a la presencia de síntomas más allá de cuatro semanas tras el inicio de la fase aguda de la infección por coronavirus”. Y entre los más frecuentes destacan el cansancio, dificultad respiratoria o falta de aire ante un esfuerzo, palpitaciones, tos seca, anosmia (pérdida del sentido del olfato) persistente y dificultad de concentración.

Por otro lado, la insuficiencia cardiaca es “un síndrome clínico causado por una cardiopatía estructural o funcional que conlleva el mal funcionamiento del corazón como bomba”. Entre sus síntomas típicos se encuentran la sensación de falta de aire, fatiga, reducción de la capacidad de ejercicio y falta de capacidad de concentración, además de otros como pueden ser la aparición de edemas en pies y piernas.

¿Cómo diferenciar entonces entre una y otra?

Afortunadamente, la vacunación extensa en la población ha disminuido mucho la incidencia de la COVID persistente. “Mientras que en los casos prevacunación hasta un 25% presentaba síntomas, aunque fueran leves, en al menos los seis meses siguientes, la incidencia actual ha disminuido mucho y se centra sobre todo en los pacientes ingresados por fallo vacunal o asociados a otra patología, además de en aquellos que han rechazado la vacunación”, explica la Dra. Nieves Romero.

No obstante, los especialistas en cardiología encuentran algunas dificultades en el diagnóstico y manejo de la COVID persistente. “Por un lado, hay falta de información sobre lo acontecido en la fase aguda, bien porque el paciente no llegó a ingresar o bien por la falta de estudios durante esa fase. Por otro, es difícil relacionar la sintomatología del paciente con los hallazgos encontrados. Es decepcionante obtener resultados normales en las pruebas y ver de forma clara que el paciente sufre los síntomas”, detalla.

Papel de la ecocardiografía transtorácica

Por esto, las pruebas de imagen “son el principal aliado de los cardiólogos” para determinar si hay daño cardiaco real que precise seguimiento y tratamiento específico -como ocurre en los casos de insuficiencia cardiaca- frente al síndrome global que “parece tener mejor pronóstico a largo plazo, cuando las pruebas de imagen son normales”.

La Dra. Nieves Romero subraya que a todos los pacientes se les realiza al menos una ecocardiografía transtorácica, “siendo necesario algunas pruebas más, como el TAC coronario y sobre todo la resonancia cardiaca, cuando los hallazgos no están claros”. Para la especialista en cardiología, “la más útil, por su accesibilidad, bajo coste y alta disponibilidad, es la ecocardiografía transtorácica”.

Por su parte, el Dr. Luis Jesús Jiménez Borreguero, presidente de la Asociación de Imagen Cardiaca de la SEC, destaca el papel de la ecocardioscopia para el primer abordaje de pacientes con disnea: “También podemos utilizar la ecocardioscopia como complemento añadido a la historia clínica en la primera consulta por disnea. La simple y rápida valoración de la función ventricular, el tamaño de cavidades y la función valvular es importante para la evaluación de la disnea en la primera consulta”.

Programa de alto nivel científico

La reunión anual de la Asociación de Imagen Cardiaca de la SEC abordará también otros temas de interés. “Repasaremos los nuevos escenarios clínicos en imagen cardiaca, la aplicación clínica de las técnicas de imagen en miocardiopatías, enfermedad de Fabry, amiloidosis cardiaca, insuficiencia cardiaca o en el intervencionismo estructural, así como en la valoración del riesgo cardiovascular de los pacientes”, concreta el Dr. Luis Jesús Jiménez Borreguero.

Para el presidente de la Asociación de Imagen Cardiaca de la SEC, “el programa destaca por su carácter práctico y de máximo interés para todos los cardiólogos, no solo para aquellos que se dedican a la imagen cardiaca. También destaca su carácter innovador, con la actualización en los avances más innovadores en imagen cardiaca y en imagenómica”.