Noticias cardiología

Congreso SEC Apostar por programas de calidad asistencial mejora los resultados en salud de los pacientes con insuficiencia cardiaca

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha presentado durante el Congreso SEC22 de la Salud Cardiovascular los resultados preliminares del programa SEC-EXCELENTE en insuficiencia cardiaca, cuyo objetivo es acreditar la excelencia y calidad de la atención de las unidades de insuficiencia cardiaca a nivel nacional.

“Los datos iniciales, correspondientes a 1.157 pacientes, sugieren que el cumplimiento de estándares de calidad en estas unidades conduce a una mejora de la atención con el consiguiente impacto en resultados en salud. Por ejemplo, la mortalidad al año de nuestros primeros pacientes es baja, del 11,3%, al igual que la tasa de reingreso por insuficiencia cardiaca, situada en el 16,5%”, explica el Dr. Manuel Anguita, coordinador del comité de insuficiencia cardiaca SEC-EXCELENTE. No obstante, el especialista en cardiología puntualiza que el impacto real del programa se conocerá bien tras el análisis final de los 5.000 pacientes previstos.

La insuficiencia cardiaca es una de las enfermedades cardiovasculares de mayor impacto en la actualidad, con una incidencia y prevalencia crecientes y una elevada mortalidad. En España, su prevalencia oscila entre el 2 y el 6% en la población mayor de 45 años, según datos de diversos estudios. Respecto a la mortalidad, los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2020, indican que ese año fallecieron por esta causa más de 19.300 españoles.

Los avances tanto en el tratamiento farmacológico como no farmacológico han contribuido a mejorar su pronóstico, pero también han aumentado la complejidad de su manejo. Por ello, el desarrollo de unidades y programas específicos de insuficiencia cardiaca se ha convertido en imprescindible para mejorar la calidad asistencial de estos pacientes. Sin embargo, como defiende el Dr. Anguita, “no basta con crear estas unidades, sino que se debe asegurar que cumplan con los estándares de calidad adecuados”.

Referente a nivel europeo

En 2016, la SEC puso en marcha el programa SEC-EXCELENTE, un proyecto para acreditar la calidad asistencial en los procesos y procedimientos más prevalentes e importantes en cardiología. El primero en implantarse fue el de insuficiencia cardiaca sirviendo de referencia a nivel europeo ya que, a partir de esta experiencia, la Asociación de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Europea de Cardiología ha iniciado el diseño de un programa similar.

De 2017 a 2021, el programa SEC-EXCELENTE en insuficiencia cardiaca ha acreditado a un total de 78 unidades de hospitales de toda España. Esto quiere decir que el 80% de todas las unidades de insuficiencia cardiaca del país han recibido la certificación de excelencia. 

De las 78 unidades acreditadas, 44 son unidades especializadas, 19 comunitarias y 15 avanzadas. Como aclara el Dr. Anguita, los tres tipos tienen el mismo grado de reconocimiento y cumplen los mismos estándares de calidad: “Lo único que las diferencia es la cartera de servicios que ofrecen, que va en función del tipo de hospital donde se integran”.

Por comunidades autónomas, el mayor número de unidades acreditadas se encuentra en las regiones con más población y mayor número de hospitales; es decir, Andalucía, la Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Unidades insuficiencia cardiaca

Perfil de los pacientes 

El programa SEC-EXCELENTE también ofrece datos interesantes sobre el perfil de los pacientes tratados en estas unidades de insuficiencia cardiaca acreditadas. Con una edad media de 73 años, el 61% son hombres y el 39% mujeres. Destaca en ambos sexos una elevada prevalencia de hipertensión arterial.

Por otro lado, los primeros resultados indican un elevado uso de betabloqueantes, Sacubitrilo/Valsartán, antagonistas de los receptores mineralocorticoides e, incluso, de inhibidores del SGLT2, sin diferencias entre los tres tipos de unidades. “Esto es una buenísima noticia ya que estos son los fármacos que mejoran el pronóstico y la mortalidad de los pacientes con insuficiencia cardiaca y utilizarlos es un estándar de calidad”, valora el Dr. Anguita.