Noticias cardiología

La Dra. Salvador incide en la importancia de las enfermedades cardiovasculares en la mujer

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

En comparación con los hombres, las mujeres con síndrome coronario agudo (SCA) presentan una mayor prevalencia de hipertensión arterial, dislipemia y diabetes y tienen una edad media de 6-8 años superior.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) apuesta por incrementar y optimizar el control de los principales factores de riesgo modificables (como la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo o el sedentarismo) y los mensajes en prevención cardiovascular han de ser unitarios en todo el sector sanitario

En el marco de la XXIV SEMANA DEL CORAZÓN DE MADRID, la presidenta de la SEC resalta la necesidad de que “la mujer tome las riendas de su salud”

La enfermedad cardiovascular es, con diferencia, la primera causa de muerte en la mujer española y, dentro de ésta, la patología coronaria es una de las que adquieren una mayor relevancia. Sin embargo, “a pesar de la importancia del problema de salud que supone la cardiopatía isquémica en la mujer, el conocimiento de las características específicas de la presentación clínica, el tratamiento y el pronóstico está poco estudiado, debido en gran parte a la insuficiente presencia de mujeres en los ensayos clínicos”, tal y como apunta la Dra. María Jesús Salvador, presidenta de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

En el marco de la XXIV Semana del Corazón, la máxima responsable de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha ofrecido una conferencia en la que ha profundizado en el impacto que tiene la enfermedad cardiovascular en la mujer española.

Concienciar a las mujeres de la importancia que tiene prevenir las enfermedades cardiovasculares es uno de los principales retos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), puesto que “en comparación con los hombres, las mujeres con síndrome coronario agudo (SCA) presentan una mayor prevalencia de hipertensión arterial, dislipemia y diabetes y tienen una edad media de 6-8 años superior”, comenta la Dra. Salvador.

“Debemos incrementar y optimizar el control de los principales factores de riesgo cardiovascular modificables (como la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo o el sedentarismo) y se debe ofrecer a las mujeres mensajes unitarios (respecto a los hábitos de vida, la dieta, el ejercicio físico, los valores óptimos de control de la tensión arterial, el colesterol,..)”, aconseja la presidenta de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Pero, además, insiste, “todo el sector sanitario debemos trabajar conjuntamente y se deben realizar campañas poblacionales formativas y de concienciación”.

Desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) se apuesta por campañas dirigidas a la mujer que insistan en la idea que la cardiopatía isquémica es una enfermedad tan femenina como el cáncer de mama y por el desarrollo de programas formativos que cambien la actitud de todos los ámbitos asistenciales para mejorar el identificación precoz de la mujer con síndrome coronario agudo (SCA) y conseguir la optimización de su tratamiento en la práctica real.

Además de los factores de riesgo clásicos, en la mujer se identifican y acumulan factores diferenciales que multiplican sus posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular. Así, los anticonceptivos femeninos pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular (sobre todo si coexisten con tabaquismo y/o hipertensión arterial). Por su parte, la menopausia eleva la incidencia de hipertensión arterial, diabetes y colesterol. Y durante el embarazo se produce un aumento del volumen circulante en el territorio vascular de la mujer que obliga a su corazón a trabajar con mayor intensidad. Dos situaciones son altamente relevantes en las gestantes: la elevación de la presión arterial y la diabetes gestacional por las implicaciones que pueden suponer a corto y medio plazo.