Noticias cardiología

Conclusiones de la Reunión Anual de la Sección de Hipertensión Arterial

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

El número de pacientes con enfermedad cardiovascular que padece hipertensión y diabetes es superior a lo esperado, según concluyen los resultados de los seis registros presentados en la Reunión Anual de la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

A pesar de que el grado de control de los factores de riesgo cardiovascular va mejorando, todavía queda lejos un control satisfactorio de la patología.

El ejercicio físico es el mejor tratamiento posible para el paciente hipertenso, ya que no solamente ayuda a perder peso sino que además controla la frecuencia cardíaca, la capacidad funcional y mejora los niveles de ansiedad.

“Iniciar el tratamiento de los pacientes hipertensos de forma más precoz y enérgica en las fases iniciales de la enfermedad es la clave para evitar que la patología se desarrolle y pueda ser controlada”, afirma el Dr. Vicente Bertomeu, presidente de la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que ha celebrado este fin de semana su reunión anual.

Esta es una de las principales conclusiones a la que han llegado los más de 450 expertos reunidos en Alicante, encuentro en el que se han presentado resultados de los seis registros de la Sección en los que participan alrededor de 15.000 pacientes y cuyo objetivo es “detectar las posibles deficiencias en el abordaje de los pacientes hipertensos para conocer los puntos sobre los que se debe mejorar”, señala el Dr. Bertomeu.

De hecho, la presentación de los resultados de los registros ha permitido desvelar importantes conclusiones, tal y como señala el presidente de la Sección, puesto que “el número de pacientes con enfermedad cardiovascular que padece hipertensión y diabetes es superior a lo que se había comunicado en un principio”.

Asimismo, se ha concluido que entre el 60-70% de los pacientes cardiovasculares padecen hipertensión arterial y que más del 60% tienen cifras de colesterol superiores a las recomendadas por las Guías Clínicas. Estos datos indican que, “a pesar de que el grado de control de estos factores de riesgo va mejorando, todavía estamos lejos del control satisfactorio”, apunta el Dr. Bertomeu.

Al comparar los resultados de estos registros con los realizados en años precedentes, se observa una mejora en el grado de control y en la forma de utilizar los fármacos. Sin embargo, “los objetivos no se cumplen debido a que se requiere una mejora en la estrategia de combinaciones terapéuticas, así como el inicio precoz del tratamiento”, apunta el Dr. Bertomeu.

Deporte: el mejor tratamiento posible

Otro de los temas de la reunión se ha centrado en los factores de riesgo cardiovascular, haciendo especial hincapié en los beneficios de hacer ejercicio físico, el control de la hipertensión y el tabaco y el uso de las estatinas en los pacientes hipertensos.

En este sentido, el Dr. Bertomeu considera que “el ejercicio físico es el mejor tratamiento posible, ya que no solamente ayuda a perder peso sino que además controla la frecuencia cardíaca, la capacidad funcional y mejora los niveles de ansiedad”.

Por otra parte, en la reunión se ha analizado en profundidad las posibles repercusiones que van a tener los resultados de los dos principales estudios sobre enfermedad cardiovascular que se están llevando a cabo en la actualidad.

Por un lado, la posibilidad de añadir una combinación farmacológica consistente en un IECA y un diurético y los posibles beneficios que puede tener en los pacientes diabéticos. Asimismo, se han analizado cuáles serán los posibles resultados del Estudio Ontarget, que se presentará en el 57th Annual Scientific Session del American College of Cardiology (ACC) el próximo mes de marzo.

El principal objetivo de este estudio es comparar si en pacientes con riesgo cardiovascular el tratamiento con ARAII es igual o superior en eficacia que con IECA. Asimismo, estudiará la combinación de ambas terapias, de tal modo que establecerá los posibles beneficios del bloqueo dual del sistema renina-angiotensina.

En total, durante los tres días de la reunión se han celebrado seis mesa redondas, así como la sesión en la que se han presentado los resultados de los seis registros, dos mesas de debate, tres sesiones de comunicaciones orales, un simposium para residentes y talleres de Atención Primaria, realizados en colaboración con la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria.