Noticias cardiología

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

La SEC se ha sumado a la iniciativa ‘Anticoagulación 360º’ puesta en marcha por la Federación Española de Pacientes Anticoagulados (FEASAN), con el propósito de mejorar la asistencia sanitaria en materia de anticoagulación.
 

En España, alrededor de 800.000 personas viven anticoaguladas, una cifra que va en aumento año tras año debido al envejecimiento de la población y a la proliferación de las enfermedades cardiovasculares. Las personas con fibrilación auricular (FA), la arritmia cardiaca más común, los portadores de válvulas cardiacas mecánicas y quienes sufren de una enfermedad tromboembólica venosa son las que requieren de tratamiento anticoagulante para prevenir la formación de coágulos que pudieran causarle un ictus.

Por ello es fundamental que estos pacientes estén bajo un buen rango terapéutico de sus niveles de coagulación; sin embargo, estudios recientes evidencian que cuatro de cada diez pacientes anticoagulados con FA no valvular no logran un buen control de su tratamiento, aumentando así su riesgo de sufrir un evento cardioembólico.

En este marco el pasado 8 de febrero, el Dr. Rafael Hidalgo acudió en representación de la SEC a la mesa de consenso ‘Anticoagulación 360º’ celebrada en Sevilla. Tal y como ha manifestado el Dr. Hidalgo, tesorero de la SEC, “el objetivo de este proyecto es generar un amplio debate entre responsables sanitarios, sociedades científicas, especialistas y pacientes tendente a mejorar la anticoagulación  en nuestro país”. 

Para lograr este objetivo, en estas mesas de debate se pretende departir acerca de los principales retos de la gestión de la anticoagulación por comunidades autónomas, consensuar entre gestores, médicos y pacientes las posibles acciones de mejora para la gestión de la anticoagulación y elaborar e implementar una estrategia de comunicación para la presentación de propuestas concretas basadas en el consenso” subraya el doctor.

Entre los distintos temas que se trataron en la mesa andaluza destacan las medidas necesarias  para el buen control del paciente anticoagulado, la mejora del acceso a las innovaciones  terapéuticas con la irrupción de los nuevos fármacos anticoagulantes directos, del fomento de iniciativas para la educación de los pacientes y la inclusión del autocontrol en la cartera de servicios sanitarios de la comunidad andaluza. 

Estas mesas de debate multidisciplinar ya se han llevado a cabo en Valencia, Galicia, Cataluña, Andalucía y Madrid (donde acudió la Dra. Inmaculada Roldán en representación de la SEC), y seguirán replicándose por distintas comunidades autónomas.