Noticias cardiología

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

Las terapias biológicas han tenido un desarrollo vertiginoso en los últimos años y se utilizan para tratar desde la diabetes al cáncer, pasando por diversas enfermedades reumáticas. Pero, ¿cuál es el potencial de estas terapias en cardiología? Ritmo18, la IV Reunión Conjunta de la Sección de Electrofisiología y Arritmias y la Sección de Estimulación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que se celebra desde el 7 al 9 de marzo en Sevilla, abordará este asunto. En concreto, estas terapias podrían tener un enorme potencial en el tratamiento futuro de la fibrilación auricular, la arritmia (alteración del ritmo cardiaco) más frecuente en la población.

En España, más de un millón de personas sufre fibrilación auricular y se estima una prevalencia superior al 4% en la población mayor de 40 años, según los resultados del estudio OFRECE publicado en 2014 en Revista Española de Cardiología (REC), siendo previsible que esta prevalencia se duplique en las próximas décadas. En la Unión Europea se estima que en el año 2030 habrá entre 14 y 17 millones de personas con fibrilación auricular.

La fibrilación auricular se produce cuando la secuencia de activación de las aurículas se altera y se vuelve caótica. Como consecuencia de esta alteración, el corazón se acelera y pierde la regularidad de sus latidos. Esta arritmia es la primera causa de eventos embólicos, siendo el más frecuente el ictus, y su aparición se asocia también a episodios de insuficiencia cardiaca, deterioro cognitivo y pérdida de la calidad de vida.

Existen dos tipos de fibrilación auricular: la paroxística (la arritmia que aparece y desaparece con duración variable) y la persistente/permanente (la arritmia es constante sin que en ningún momento reaparezca el ritmo cardiaco normal). Las dos grandes opciones para su tratamiento son los fármacos antiarrítmicos y la ablación (por radiofrecuencia o la crioablación con balón). “La ablación tiene mejores resultados que los fármacos antiarrítmicos. Entre un 50% de los pacientes con fibrilación auricular persistente y un 70% de los que tienen fibrilación auricular paroxística quedan libres de recurrencias a los 18 meses”, explica el Dr. Ángel Arenal Maíz, miembro de la SEC y Jefe de la Sección de Arritmias del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Sin embargo, las terapias biológicas podrían abrir un nuevo escenario en el tratamiento de la fibrilación auricular. “Se trata de terapias no farmacológicas obtenidas de seres vivos; es decir, genes, células madre y exosomas, que modifican los procesos fibróticos y degenerativos del corazón”, explica el Dr. Arenal.

“En modelos experimentales se ha observado que estas terapias reducen la fibrosis de la aurícula, modifican las propiedades electrofisiológicas de la misma y reducen la duración e inducibilidad de la fibrilación auricular”, indica el experto, quien aclara: “Aún no se utilizan en humanos”.

Ritmo18: contenido científico de primer nivel sobre arritmias

El potencial de las terapias biológicas en fibrilación auricular es sólo uno de los muchos temas que se abordarán en Ritmo18, el congreso más importante de habla hispana que aborda las últimas novedades en arritmias y procedimientos diagnósticos y terapéuticos afines, y que se celebra desde este miércoles 7 de marzo al próximo viernes 9 de marzo en Sevilla.

Con cerca de 800 asistentes previstos, Ritmo18 “es una cita ineludible para todo profesional de la medicina o la enfermería cuya actividad esté relacionada con este campo, desde aquellos dedicados específicamente a la electrofisiología o la estimulación cardiaca, hasta otros especialistas y residentes en cardiología, medicina interna, urgencias y medicina de familia”, explica el Dr. José María Guerra, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC y Adjunto de la Unidad de Arritmias del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

“Con un contenido científico de primer nivel, Ritmo 18 cuenta con la participación de 17 ponentes extranjeros de prestigio y liderazgo científico mundialmente reconocido”, indica, por su parte, el Dr. Diego Lorente, Adjunto de Cardiología del Hospital San Pedro Logroño y presidente de la Sección de Estimulación Cardiaca de la SEC. Precisamente, Ritmo18 es la IV Reunión Conjunta de estas dos secciones científicas.

La resincronización cardiaca, el potencial de la radiofrecuencia, la ablación de taquiarritmias ventriculares o la ablación guiada por imagen; junto a las últimas novedades en desfibriladores implantables, y las estrategias alternativas a la anticoagulación indefinida para prevención tromboembólica en fibrilación auricular son otros de los temas que forman parte del programa científico de Ritmo18.