Noticias SEC y Entrevistas

Congreso SEC Un score desarrollado en España para determinar el riesgo de cardiotoxicidad por antitumorales

| Comunicación - Comunicación - Noticias SEC

Los primeros resultados del registro CARDIOTOX se han presentado en el Simposio Europeo de Cardio-Oncología, en una mesa conjunta ECOS-SEC que se ha celebrado en el marco del Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2019 en Barcelona. El registro CARDIOTOX, se inició en el Hospital Universitario de La Paz en Madrid en 2012 y ha contado con la participación activa de otros ocho centros nacionales. Se han presentado los primeros análisis de la población incluida con una nueva clasificación de la cardiotoxicidad por antitumorales que permite sentar las bases para desarrollar el primer un score prospectivo de riesgo de cardiotoxicidad.

Los pacientes mayores y con factores de riesgo cardiovascular tienen más riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares durante el tratamiento oncológico. “Las principales complicaciones que impactan en el pronóstico vital de los pacientes son desarrollar insuficiencia cardiaca clínica o disfunción ventricular severa”, explica la Dra. Teresa López, coordinadora del Grupo de Trabajo de Cardio-Oncología de la SEC. Además, “sabemos que uno de cada tres pacientes desarrolla alteraciones subclínicas que, manejadas de forma adecuada, evitan la progresión a disfunción ventricular severa o a insuficiencia cardiaca clínica; se trata de las dos principales condiciones que hay que evitar, porque aumentan de forma importante la mortalidad de estos pacientes”.

El simposio ha contado con la participación de expertos de primer nivel mundial en Cardio-Oncología, que pertenecen a la International Cardio Oncology Society (ICOS), como Susan Dent, Dinesh Thavendiranathan, Dan Lenihan y está liderado por Jeroen J. Bax, presidente de la ESC hasta 2018. El objetivo de la cita ha sido ofrecer a todos los cardiólogos, oncólogos y hematólogos la posibilidad de conocer cómo se está manejando la salud cardiovascular de los pacientes con cáncer a nivel mundial.

Registro SURVIVE y papel de las técnicas de imagen

Se ha presentado el registro SURVIVE, una iniciativa americana para conocer cuáles son las manifestaciones más frecuentes de la toxicidad por quimioterapia y el método diagnóstico ideal en caso tipo de cardiotoxicidad. “Es un registro multicéntrico que está enfocado a describir la historia natural de la toxicidad vascular por antitumorales, así como los factores pronósticos asociados, incluyendo predictores de reversibilidad de disfunción ventricular”, detalla la Dra. Teresa López, quien avanza que varios centros europeos, entre ellos el Hospital Universitario La Paz, se van a unir a este registro.

Una de las principales complicaciones de los tratamientos oncológicos es el desarrollo de insuficiencia cardiaca. Cuando un fármaco induce toxicidad directa sobre el miocardio provoca que el paciente acabe desarrollando disfunción ventricular con daño miocárdico progresivo.
Por su importante papel en la detección de este daño, las técnicas de imagen han ocupado un espacio importante en el encuentro. Tal y como señala la Dra. López Fernández, “tanto las técnicas de cuantificación avanzada con ecocardiografía como la resonancia cardiaca permiten detectar daño miocárdico en fases muy precoces en las que el paciente no tiene síntomas y la enfermedad es potencialmente reversible”.

Esto ha provocado un cambio en la forma de vigilar a los pacientes. “En los estudios de imagen buscamos parámetros más sensibles y específicos, sobre todo en pacientes de alto riesgo, que nos van a permitir establecer desde el principio del tratamiento oncológico diferentes estrategias de prevención de daño miocárdico”, aclara la cardióloga.

Situación de la Cardio-Oncología en España

La Cardio-Oncología es una subespecialidad, dentro del campo de la cardiología, bastante joven. Su objetivo es cuidar la salud cardiovascular de los pacientes con cáncer y de aquellos que han sobrevivido a esta enfermedad. Esta disciplina ha tomado cada vez más relevancia porque, con la mejora de los tratamientos oncológicos y hematológicos, la supervivencia de los pacientes ha aumentado de forma significativa. “Si bien hace años el objetivo era únicamente aumentar la supervivencia de estos pacientes, ahora que se ha conseguido ese objetivo existe una preocupación creciente por cuidar su salud de forma global”, indica la Dra. López.

El cuidado de la salud cardiovascular en estos casos requiere equipos multidisciplinares con el objetivo de que los pacientes reciban el mejor tratamiento oncológico con las menores complicaciones cardiovasculares posibles. “La Cardio-Oncología ha pasado de ser una anécdota a ser una necesidad asistencial en nuestro medio”, valora esta experta.

La creación del registro CARDIOTOX supuso un punto de inflexión para el desarrollo de esta subespecialidad en España, donde todas las comunidades autónomas cuentan ya con uno o dos centros con unidades de Cardio-Oncología. “España está al nivel de Italia, Reino Unido y Francia, pero esta no es la realidad en toda Europa, donde los proyectos de Cardio-Oncología están en fases embrionarias y empezando a ponerse en marcha”.