Noticias SEC y Entrevistas

Congreso SEC Una nueva herramienta, más sensible que la FEVI, para predecir la evolución en miocardiopatía dilatada no isquémica

| Comunicación - Comunicación - Noticias SEC

Los valores de strain por feature tracking (FT) se correlacionan con el grado de afectación morfofuncional basal en miocardiopatía dilata no isquémica (MDNI) y, de forma significativa, el strain global circunferencial (SGC) se revela como un predictor independiente de normalización de la función sistólica durante el seguimiento. Es la principal conclusión de una comunicación presentada en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC19.

El Dr. Eduardo Pozo Osinalde explica que el objetivo del estudio fue “determinar la correlación del strain del ventrículo izquierdo, evaluado mediante feature tracking, con características morfofuncionales basales (volúmenes ventriculares y fracción de eyección) en MDNI y valorar su capacidad para identificar a aquellos pacientes que recuperaban su función contráctil en el seguimiento”.

Metodología

El trabajo incluyó retrospectivamente a pacientes consecutivos con MDNI sometidos a cardiorresonancia (CRM) y los estudios se realizaron en un equipo de 1.5 Tesla, siguiendo un protocolo estándar con secuencias convencionales SSFP en ejes longitudinales y eje corto. “Obtuvimos el strain global longitudinal (SGL), circunferencial (SGC) y radial (SGR) de VI mediante un software de análisis de FT”, detalla el cardiólogo. Posteriormente se evaluó su correlación con variables morfológicas basales de CRM y, en aquellos con ecocardiograma de control, “se valoró la asociación del strain por FT con variables morfofuncionales en el seguimiento”.

El strain se analizó mediante FT en 98 pacientes con MDNI, de los cuales el 72% eran varones. Los pacientes presentaron basalmente dilatación y disfunción sistólica severas del ventrículo izquierdo, y en el 38,8% se evidenció, además, fibrosis en el realce tardío de gadolinio. “Todos los parámetros morfológicos basales de CRM se correlacionaron significativamente con el strain por FT, de forma más acusada para el SGC, pero no hubo asociación de éste con el RTG”, indica el Dr. Pozo, uno de los autores de la investigación.

Principales hallazgos

Al 85,7% de los pacientes se le realizó un ecocardiograma de control durante la evolución y el 25,5% de ellos presentó una FEVI superior al 50%. “Estos pacientes habían presentado valores mayores de SGC, sin diferencias en el resto de valores de FT de ventrículo izquierdo o la FEVI y el VTDi basales, pero con menos fibrosis en el RTG”, asegura el autor, quien añade que “solo el SGC se asoció independientemente con la normalización de la FEVI”.

Para el experto, estos resultados indican que “la determinación del strain mediante FT de CRM puede ser una herramienta más sensible que la FEVI en la predicción de la evolución de los pacientes con miocardiopatía dilatada no isquémica y, por tanto, su uso podría optimizar la estratificación del riesgo en este grupo de pacientes”.