Noticias SEC y Entrevistas

Congreso SEC Competencia política enfermera…también en cuidados cardiovasculares

| Comunicación - Comunicación - Noticias SEC

Relevantes enfermeras que ocupan distintas posiciones en el entorno de salud han compartido opiniones sobre cómo influir o intervenir en la redacción, implementación y gestión de las políticas de salud en las que se permitan desarrollar las competencias de estas profesionales. Ha sido en una conferencia celebrada en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares 2019. El tema, como indica Gemma Martínez Estalella, directora enfermera del Hospital Clínic de Barcelona, “es especialmente importante porque actualmente estamos en un entorno socio-laboral que obliga a posicionarse y, además, gozamos de herramientas para poderlo hacer”.

En este mismo sentido se pronuncia María Concepción Fernández Redondo, presidenta de la Asociación Española de Enfermería en Cardiología (AEEC), quien resalta que las enfermeras deben saber  en qué consisten  sus  competencias políticas (que, de hecho, ya se están realizando) y ser conscientes de que son necesarias para el desarrollo de la disciplina enfermera  y garantía de calidad de los cuidados que aplicamos a la población”.

Tal y como se ha destacado en esta conferencia, las enfermeras son las que mejor conocen las necesidades del pacientes, familia y comunidad en los momentos más vulnerables, disponen de formación avanzada, conocen el entorno, pueden intervenir en la toma de decisiones que conducen a la formulación de formas de hacer y, en definitiva, pueden liderar líneas de actuación que permitan desarrollar políticas de interés profesional y social.

Para Gemma Martínez, cualquier enfermera puede hacer política en sus actuaciones y posicionamientos delante su colectivos, otros colectivos, el paciente y/o el usuario y sus familiares”. Además, esta experta subraya la importancia de “ejercer el liderazgo profesional basado en las competencias y el respeto interprofesional”, así como aconseja “utilizar las relaciones y el posicionamiento actual para influir en políticas que permitan la asignación de recursos escasos y la exigencia de los derechos que la profesión merece”. En definitiva, a su juicio, “las enfermeras deben decir y ser escuchadas, y las enfermeras deben hacer y provocar que los demás hagan”.

Competencia política en Cardiología

Actualmente la patología cardiaca crónica alcanza una prevalencia elevada, “por lo que se hace necesario empoderar al paciente y familia en el cuidado de la salud, y la mejor guía para ello es la enfermera”, indica Gemma Martínez. Por otra parte, la patología cardiaca aguda en los últimos años ha sufrido una revolución tecnología y terapéutica, lo que provoca que las enfermeras destinadas al cuidado del paciente cardiaco deban desarrollar competencias muy especializadas en intervencionismo, hemodinámica. trasplante,….”Se necesita un gran nivel de conocimiento y dedicación, y todo ello se podrá hacer si hay políticas que lo permitan y lo apoyen”, afirma esta experta.

Acciones de la AEEC

La enfermera desarrolla un rol muy importante en el ámbito de cardiología. El modelo sanitario actual, con el paciente y familiar en el centro del sistema y con la exigencia de una asistencia sanitaria integral, continua y coordinada, basada en criterios de calidad-efectividad, requiere que las enfermeras de cardiología tengan un amplio conocimiento científico y actualizado que le permita adquirir las competencias clínicas necesarias para el ejercicio profesional especializado dentro de equipos multidisciplinares. “La tendencia es dar más valor a la enfermera de práctica avanzada (EPA) y a la enfermera gestora de casos”, informa Mª Concepción Fernández.

Respecto a cómo desarrolla la AEEC la competencia política, según asegura su presidenta, “nos basamos fundamentalmente en el mantenimiento de la salud cardiovascular”. La AEEC participa en la estrategia de salud cardiovascular del Ministerio de Sanidad, organiza eventos científicos que favorecen el intercambio del conocimiento, ha realizado un proyecto de investigación a nivel nacional para conocer la situación actual de la enfermera de cardiología, trabaja en el desarrollo de las competencias e indicadores de calidad de la enfermera en cardiología, fomenta la formación y la investigación de los profesionales relacionados con la asistencia a las enfermedades cardiovasculares…

Tal y como defiende la enfermera Mª Concepción Fernández, “las enfermeras son dispensadoras de cuidados y deben participar activamente en el desarrollo de las políticas de salud para aportar estrategias que favorezcan una asistencia integral y equitativa. Es el profesional sanitario más cercano y conoce las necesidades de salud de las personas a las que trata, incluyendo las barreras que tienen para conseguir alcanzar el máximo bienestar físico, psíquico y social”.

Como mensaje final, la directora enfermera del Hospital Clínic de Barcelona resalta que “las competencias enfermeras están infravaloradas y subutilizadas, por lo que hay que mirar hacia delante”; a juicio de Gemma Martínez, “hacer política es tomar decisiones que impactan y cualquier acción enfermera tiene impacto en las personas, los pacientes y los profesionales”. Por su parte, la presidenta de la AEEC solicita mayor visibilidad y empoderamiento de la enfermera en cardiología; es necesario que se reconozca oficialmente si no la especialidad, al menos el perfil de cardiología”.