Noticias SEC y Entrevistas

Congreso SEC Manejo de la insuficiencia cardiaca: el futuro ya está aquí

| Comunicación - Comunicación - Noticias SEC

Durante el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares 2019 de Barcelona, se ha celebrado una mesa redonda conjunta entre la SEC y la ESC, moderada por los presidentes de ambas sociedades científicas, sobre los “Nuevos enfoques en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca (IC)”. A juicio del Dr. Manuel Anguita, “debido a la estrecha relación entre la SEC y la ESC, y por la valía y prestigio de los ponentes, es una de las sesiones más importantes y de mayor interés del Congreso, habiéndose abordado temas novedosos y que pueden tener gran repercusión en la práctica clínica”.

TAC cardiaco

Dentro de estas innovaciones en el manejo de la IC, destaca especialmente el papel que puede jugar la tomografía cardiaca computerizada. Para el presidente de la SEC, “no cabe duda que el TAC cardiaco es fundamental en el diagnóstico etiológico de muchas cardiopatías que pueden producir insuficiencia cardíaca, y ayuda a orientar el mejor tipo de tratamiento correcto o reparador para ellas”. Asimismo, añade, “el angioTAC coronario puede ser una alternativa a la cardiorresonancia, u otras pruebas, para el diagnóstico de la enfermedad coronaria, una de las dos causas más frecuentes e importantes de insuficiencia cardíaca en nuestro medio”. Igualmente, se considera que nuevas técnicas, como el PET-TAC, pueden contribuir aún más al manejo de este problema.

Cambios en las guías ESC

En los últimos años se han producido significativos avances en el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardíaca, todavía no reflejados en las guías de práctica clínica de la ESC, que se remontan a 2016, y que se actualizarán probablemente en uno o dos años. Entre estas novedades destacan los estudios con sacubitrilo-valsartan en IC con fracción de eyección reducida, que demuestran su eficacia y utilidad en pacientes con IC de novo o descompensada iniciando el fármaco durante el ingreso, y los diversos estudios con los nuevos antidiabéticos orales inhibidores del SGLT2, que han demostrado reducir el riesgo cardiovascular en pacientes diabéticos (con o sin IC), a expensas sobre todo de una reducción de la insuficiencia cardíaca.

A modo de ejemplo, el Dr. Anguita alude al reciente estudio DAPA-HF, en el que dapamicina ha reducido el riesgo de eventos cardiovasculares y de muerte en pacientes con IC establecida, diabéticos o no diabéticos. En la IC con fracción de eyección preservada, sacubitrilo-valsartan redujo en el estudio PARAGORN el objetivo combinado primario de muerte cardiovascular e ingresos por IC, pero sin alcanzar la significación estadística. “Estos estudios, y algunos más que se han presentado en la sesión, modificarán las recomendaciones de las próximas guías de práctica clínica sobre IC”, asegura.

En estas mismas guías de la ESC, según aconseja el presidente de la SEC, “deberán incluirse también las recomendaciones sobre el uso del MitraClip en pacientes con IC, fracción de eyección reducida e insuficiencia mitral funcional severa”. Los resultados del COAPT y del MITRA-FR han sido contradictorios, mejorando el MitraClip el pronóstico de estos pacientes en el COAPT y no hallándose diferencias en el MITRA-FR. Como argumenta este experto, “las características de los pacientes incluidos en ambos estudios (mayor tiempo de evolución y mayor disfunción ventricular en el MITRA-FR) y los resultados técnicos del procedimiento pueden ayudar a entender estas diferencias. Posiblemente, los pacientes con las características del COAPT puedan beneficiarse del MitraClip; sin duda, va a resultar interesante comprobar cómo resuelven las guías esta controversia”.

Insuficiencia tricúspide

Por último, el tratamiento de los problemas de la válvula tricúspide sigue representando un desafío terapéutico, debido a que habitualmente se presentan en pacientes con lesiones valvulares izquierdas evolucionadas o secundarias a hipertensión pulmonar. “El reemplazamiento por una prótesis tiene una elevada mortalidad, por lo que las técnicas de reparación quirúrgicas o percutáneas deben ser una alternativa”, opina Manuel Anguita, quien apunta que “recientemente se han publicado casos de implantes percutáneos de prótesis tricúspide, por lo que habrá que estar atentos a las novedades en este campo”.