Noticias SEC y Entrevistas

Congreso SEC La ecocardiografía, piedra angular del manejo de la HTP

| Comunicación - Comunicación - Noticias SEC

La ecocardiografía se ha erigido en un recurso esencial, y de primera línea, para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes hipertensión pulmonar (HTP).

Una sesión científica del e-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular dedicada específicamente al seguimiento y tratamiento del paciente con hipertensión pulmonar (HTP) ha puesto el foco en las aportaciones que ofrece la ecocardiografía en estos casos.

La HTP es una enfermedad insidiosa con una elevada mortalidad en la que influye de manera especial el retraso en su diagnóstico y la consecuente tardanza en iniciar un tratamiento adecuado. Por eso, siempre es necesario pensar en ella, tenerla presente dentro de nuestros algoritmos diagnósticos cuando un enfermo nos venga quejándose de disnea”, solicita la Dra. Mónica Delgado Ortega, del Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía y del Hospital QuironSalud de Córdoba; y es que, afirma, “solo así podremos ofrecerle las últimas novedades en manejo de la enfermedad, tanto en el campo del diagnóstico como en el terapéutico”.

Lo cierto es que son muchas y muy útiles las innovaciones incorporadas en los últimos años en el tratamiento y la monitorización de estos pacientes. En el caso concreto de las técnicas de monitorización y seguimiento, “destacan el estudio de la función tridimensional del ventrículo derecho (VD) por ecocardiografía, así como otras técnicas de imagen que permiten obtener diagnósticos precisos y precoces del daño que puede estar provocando la HTP en el corazón”; y es que, no cabe duda: “cuanto antes se evidencie esta circunstancia, antes seremos capaces de tratar a nuestros pacientes con un arsenal terapéutico que también se encuentra en constante evolución”, subraya esta especialista.

La revolución de las técnicas ecocardiográficas

Actualmente se dispone de herramientas ecocardiográficas especialmente innovadoras y útiles, como el estudio del Strain de VD, que permite detectar daño miocárdico precoz, incluso antes de que los parámetros clásicos que ayudaban a vigilar la función ventricular de ventrículo derecho se vean alterados. “Esto nos permite ser más precoces y agresivos en el inicio y optimización del tratamiento de esta enfermedad”, señala la Dra. Delgado.

También existe actualmente la posibilidad de valorar la función ventricular derecha por eco tridimensional, que, a día de hoy, es considerado como el método más exacto y reproducible, comparado con la RMN (gold estandar para estimación de la función VD).

Como resume Mónica Delgado, la ecocardiografía es la técnica de imagen más disponible, asequible, exenta de efectos secundarios (como las radiaciones) y al alcance de la mano de cualquier cardiólogo, por lo que resulta la herramienta principal en el diagnóstico y monitorización de los enfermos con HTP. Además, añade, “nos guía en el inicio y monitorización del tratamiento, dado que nos permite valorar la PSAP de forma relativamente fácil”. Evidentemente, puede ser complementada con otras técnicas, como el cateterismo derecho para la confirmación definitiva del diagnóstico de la enfermedad o la RMN para el análisis de función VD (si fuera necesario).

Por lo tanto, según se desprende de las consideraciones de esta experta, no cabe duda que la ecocardiografía es la herramienta de primera línea en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con HTP. “No sólo porque es la técnica que permite la aproximación diagnóstica a la enfermedad, sino porque de ella depende la actitud terapéutica a seguir en cada paciente diagnosticado”, asegura. Además, en estos momentos se dispone de tecnología avanzada, como el Strain y la estimación de la función 3D de VD, “que no deben dejar de usarse en este tipo de pacientes”, recalca la Dra. Delgado.

Recomendaciones de uso

Pero se deben seguir una serie de recomendaciones básicas para garantizar los mejores resultados con el empleo de estas técnicas ecocardiográficas. Hay que ser ‘exquisito’ en la valoración de la PSAP, porque este es el parámetro que nos va a definir si el paciente es altamente sospechoso de la enfermedad o no”, indica Mónica Delgado.

En pacientes en los que se considere alta sospecha de HTP, se deberá realizar cateterismo derecho, por lo que se deberán ajustar los parámetros ecocardiográficos para una adecuada valoración de PSAP, incluyendo el ajuste de ganancias doppler o la utilización de contrastes que permitan definir bien la curva de insuficiencia tricuspídea.

“Lo mismo ocurre con todos los ecocardiogramas de seguimiento que se le hagan a un paciente ya diagnosticado, porque de los datos obtenidos va a depender el manejo terapéutico del paciente”, informa esta experta.