Noticias cardiología

Aquellos que practican actividad deportiva intensa presentan mayor incidencia de muerte súbita que los no deportistas

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

Los casos de muerte súbita en el deporte ocupan con frecuencia espacios destacados en los medios de comunicación, trayendo consigo la inevitable pregunta de si pueden o no evitarse. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) reúne a tres expertos en cardiología del deporte para hablar sobre la valoración cardiológica del deportista. Será en una de las sesiones del III Congreso Virtual de la SEC, eCardio19, que se celebra del 18 al 22 de febrero de forma íntegramente online a través de www.ecardio.es.

El deporte incrementa sensiblemente el riesgo de sufrir muerte súbita durante la realización de una actividad deportiva intensa. Las personas que practican actividad deportiva intensa presentan una incidencia de muerte súbita mayor que las no deportistas: 1,6 muertes por cada 100.000 frente 0,75 muertes por cada 100.000 . Tal y como explica la Dra. Araceli Boraíta, “las miocardiopatías, entre ellas la miocardiopatía hipertrófica, son la primera causa no traumática de muerte súbita asociada al deporte en deportistas jóvenes”.

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad del músculo cardiaco que se caracteriza por un aumento de su grosor. Si bien la mayoría de pacientes con esta enfermedad tienen una expectativa de vida normal o, incluso, mejor que la población general; en el caso de los deportistas jóvenes, “la muerte súbita suele ser la primera manifestación de miocardiopatía hipertrófica”, aclara la experta.

¿Cómo se detecta la miocardiopatía hipertrófica?

El 95% de los pacientes con miocardiopatía hipertrófica presentan anomalías en el electrocardiograma. Sin embargo, esta prueba no es suficiente para detectar la enfermedad, pues “el electrocardiograma en reposo del deportista puede presentar algunas alteraciones que forman parte de las adaptaciones fisiológicas, más marcadas en aquellos con años de entrenamiento en especialidades de resistencia, y que pueden ser similares a las de algunas miocardiopatías responsables de muerte súbita en el deportista”, indica el Dr. Luis Serratosa, quien señala que “el electrocardiograma puede generar dilemas diagnósticos”.

La Dra. Boraíta revela que “el ecocardiograma es la técnica diagnóstica por excelencia en la miocardiopatía hipertrófica”, mientras que el “holter electrocardiográfico ayuda en la estratificación del riesgo y la prueba de esfuerzo es fundamental para valorar la respuesta tensional al ejercicio”.

¿Se pueden prevenir entonces los casos de muerte súbita?

La estratificación del riesgo en la miocardiopatía hipertrófica tiene como objetivo la identificación de pacientes que tienen un alto riesgo de muerte súbita. “En la población no deportista, el riesgo de muerte súbita se estima de acuerdo a un algoritmo que detecta a aquellos pacientes de alto riesgo, pero es difícil aplicar estos algoritmos en sujetos deportistas”, asegura la cardióloga.

Además, diversos estudios han demostrado que la identificación de genotipos de riesgo no es una estrategia fiable en la predicción de la muerte súbita en pacientes individuales, debido a la amplia heterogeneidad genética de esta enfermedad.

Por todo esto, “la mejor forma de evitar casos de muerte súbita en deportistas con miocardiopatía hipertrófica es llevar a cabo una caracterización detallada e individualizada, tomando en cuenta el perfil clínico, genotipo, fenotipo, así como el tipo de deporte e intensidad que se planea realizar”, dice Boraíta.

La experta subraya que también se deben tener en cuenta las condiciones del entorno deportivo, como son la preparación en reanimación cardiopulmonar (RCP) del personal, y la disponibilidad de un desfibrilador automático externo en las instalaciones deportivas, los medios de asistencia prehospitalaria y el tiempo de respuesta locales.

Prescribir ejercicio físico en cardiopatías

Tanto en los casos de miocardiopatía hipertrófica, como en otras patologías que afectan al corazón, la tendencia actual de la mayoría de los cardiólogos es intentar evitar una restricción absoluta del ejercicio físico. “El dilema se encuentra en que, en estos casos, el deporte se convierte en un arma de doble filo, ya que por una parte evita y retrasa ciertas patologías a nivel cardiaco, pero por otro, en el caso de presentar algún tipo de problema, como miocardiopatía hipertrófica, el ejercicio físico podría desencadenar y aumentar las posibilidades de un evento fatal”, indica la Dra. Mª Dolores Masiá.

Por este motivo, “es muy importante estratificar el riesgo”, prosigue la cardióloga. “Es muy complicado, e incluso peligroso, dar recomendaciones universales en cuanto a la prescripción de ejercicio físico en pacientes con miocardiopatía hipertrófica. Cada paciente es distinto y debe individualizarse muy bien el riesgo que puede conllevar su cardiopatía en concreto”, reflexiona.

Los expertos en cardiología del deporte de la SEC recomiendan la realización de todas las pruebas complementarias necesarias para conocer lo mejor posible al deportista y su patología. De esta forma, se pueden ajustar todas las variables que requiere la prescripción de ejercicio físico: tipo, intensidad, frecuencia, duración y, por supuesto, seguimiento periódico para vigilar la posible evolución de la cardiopatía y reajustar todas estas variables si fuera necesario.

eCardio19

El III Congreso Virtual de la SEC, eCardio19, es el congreso online de cardiología más importante del mundo en habla hispana y está dedicado a la formación continuada. Con un total de 35 sesiones y 109 ponentes, los más de 6.000 asistentes online inscritos a esta edición podrán ponerse al día sobre las últimas novedades en cardiología y prevención cardiovascular.

“eCardio19 es un formato innovador que utiliza la web para poner todo un congreso al completo a un solo clic de los asistentes. Su objetivo principal es la formación continuada y la difusión de las principales novedades en el conocimiento y la práctica clínica en patología cardiovascular”, dice el Dr. José Juan Gómez de Diego, coordinador de eCardio.

La inscripción al Congreso Virtual eCardio es completamente libre y gratuita y estará abierta durante toda la duración del congreso. Sus contenidos podrán seguirse a través de twitter, desde el perfil de la SEC y mediante el hashtag #eCardio19.