Cardiología hoy | Blog

Blog - Cardiología del deporte

Puedes ver más artículos del Blog - Cardiología del deporte. Ver más

| Cardiología Hoy

La participación en maratones y medias maratones se ha vuelto cada vez más popular a raíz, en parte, de una mayor conciencia pública de los beneficios del ejercicio físico regular. El registro prospectivo RACE Paris tiene como objetivo evaluar la incidencia y etiología de las muertes y eventos cardiovasculares mayores en estas carreras.

Las maratones son carreras de larga distancia que consisten en correr 42.195 metros. La mejor marca mundial masculina pertenece al keniata Dennis Kimetto con un tiempo de 2:02:57 (Berlín, 2014) y en categoría femenina la inglesa Paula Radcliffe bajo la marca a 2:15:25 (Londres, 2003). La tasa de eventos cardiovasculares fatales oscila entre 1/200.000 hasta 1/7.500 participantes, siendo más elevada en corredores ocasionales.

El registro RACE Paris utiliza un diseño observacional prospectivo para evaluar la incidencia y etiología de las muertes de causa no traumática y eventos cardiovasculares mayores en las carreras de larga distancia (maratones y medias maratones) realizadas en París entre los años 2006 y 2012. Se registró cualquier muerte o evento cardiovascular mayor 30 minutos antes, durante y en las 2 horas siguientes a la carrera en un total de 511.880 corredores en 25 carreras. Los datos de este registro se combinaron en un metaanálisis con todos los casos descritos previamente.

Los resultados muestran mayor participación en medias maratones que en maratones (358.809 frente a 153.071). La velocidad media de los corredores fue de 10,7 km/h, siendo más lenta en las maratones (10,2 km/h vs. 10,9 km/h, p=0,005). La tasa de abandono fue del 1,9% (0,4-4,9%) y fue mayor en maratones en comparación con las medias maratones (3,3 vs. 1,3%, p<0,001).

Se identificaron 17 eventos potencialmente mortales [3,3/100.000; IC 95% 1,8-4,9] de los cuales 9 fueron paradas cardiacas, 2 síndromes coronarios agudos sin parada cardiaca, 1 taquicardia ventricular no sincopal y 5 golpes de calor por esfuerzo. La mayoría de los eventos cardiovasculares (13/17) ocurrieron en corredores masculinos experimentados [edad media de 43±10 años]. Estos participantes tenían uno o ningún factor de riesgo cardiovascular (2 eran fumadores activos), síntomas previos de alerta atípicos (3 habían presentado disnea de esfuerzo y limitación del rendimiento) y 4 pacientes tenían ergometrías concluyentes negativas. Finalmente se registraron 2 muertes (un paciente con displasia arritmogénica del ventrículo derecho no conocida y un segundo fallecido debido a la afectación neurológica hipóxico-isquémica 19 días después de una parada cardiaca en fibrilación ventricular de etiología isquémica). Todos los supervivientes estaban libres de síntomas al mes del evento, excepto uno con daño neurológico residual.

Destaca del metaanálisis que incluye todos los estudios disponibles (n=6), que de 12.540.669 corredores, 94 (0,75/100.000) presentaron eventos potencialmente mortales de los cuales 61 murieron. Este análisis mostró que la etiología no isquémica vs. isquémica se asoció con una mayor mortalidad [OR = 6,4; IC 95% 1,4-28,8, p=0,015].

Comentario

Este estudio recoge varios aspectos de interés:

  • La incidencia de eventos mortales y potencialmente mortales en estas carreras es muy baja y, aunque el estudio no tiene potencia suficiente para comparar subgrupos, estos eventos ocurrieron en toda la longitud de las carreras con un pico de incidencia aumentada al final de la prueba y sin diferencias entre maratones vs. medias maratones.
  • La causa predominante de los eventos cardiovasculares fue el infarto agudo de miocardio (1,6/100.000), en corredores con uno o ningún factor de riesgo cardiovascular y en ocasiones con síntomas atípicos de alarma previos a los que debemos prestar atención. Es importante destacar de este estudio que, de acuerdo con la legislación francesa, se exigió un reconocimiento médico pre-participativo a todos los participantes. Por lo cual, estos resultados no son extrapolables a todas las carreras que se realizan actualmente a nivel mundial. En España por ejemplo, la legislación vigente no exige este reconocimiento pre-participación deportiva en este tipo de pruebas y solo lo exige la organización de algunas de las carreras que se realizan en nuestro país.
  • Los casos que presentaron un primer ritmo documentado no susceptible de choque eléctrico (asistolia o disociación electromecánica) mostraron una mayor mortalidad [OR = 29,9; IC 95% 4,0-222,5), p=0,001] comparada con los pacientes cuyo primer ritmo documentado era susceptible de choque (taquicardia ventricular y fibrilación ventricular). Como se ha visto en estudios similares, intervenciones rápidas se asocian con una supervivencia significativamente superior. Estos datos tienen implicaciones para la planificación de los servicios de salud en eventos con elevada participación de deportistas y para la promoción de la práctica deportiva en espacios cardioprotegidos. En este estudio no se utilizaron nuevas herramientas prometedoras basadas en el espectro fibrilatorio del primer registro de los pacientes en fibrilación ventricular, para relacionarlo con el pronóstico vital y neurológico a corto y medio plazo.
  • Hay que destacar que, como se había observado previamente en estudios retrospectivos, las miocardiopatías, cardiopatías congénitas, canalopatías, miocarditis, etc., son la etiología más frecuente de muerte en deportistas con edad inferior a 35 años, mientras que la enfermedad coronaria aterosclerótica es la causa más frecuente en individuos mayores de 35 años. Resaltando la importancia de los reconocimientos cardiovasculares tanto en población joven como en población adulta previos a la realización de ejercicios extenuantes.

En conclusión, el registro prospectivo RACE Paris confirma que los eventos potencialmente mortales durante las carreras de larga distancia son raros si se exige un reconocimiento pre-participación deportiva. Siendo la isquemia miocárdica aguda y por lo tanto la enfermedad aterosclerótica subclínica de base, la principal causas de estos eventos. Sin embargo, se observa una elevada supervivencia debida principalmente al éxito de la reanimación cardiorrespiratoria, la desfibrilación precoz y a la angioplastia primaria. Los principales predictores de mortalidad son los ritmos no susceptibles de choque a la llegada del servicio médico especializado y la etiología no secundaria a síndromes coronarios agudos.

Referencia

Registry on Acute Cardiovascular Events During Endurance Running Races: the Prospective RACE Paris Registry

  • Gerardin B, Collet JP, Mustafic H, Bellemain-Appaix A, Benamer H, Monsegu J, Teiger E, Livarek B, Jaffry M, Lamhaut L, Fleischel C, Aubry P.
  • Eur Heart J. 2015 [Epub ahead of print].

Advertencia

CARDIOLOGÍA HOY es el blog de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), un foro abierto sobre actualidad médico-científica. Los contenidos publicados en este blog están redactados y dirigidos exclusivamente a profesionales de la salud. Las opiniones vertidas en este blog corresponden a los autores de los artículos y no necesariamente reflejan la opinión de la SEC. El Comité TIC de la SEC no aceptará artículos y comentarios al margen de este contexto formativo y de actualización de las evidencias clínicas. Más información sobre las Normas de comportamiento del blog.

¿Te ha gustado el artículo?

Compártelo en las redes sociales:
Colabora enviando tu artículo: Contacta con nosotros