Comunicados oficiales

No hay evidencia clínica ni científica para suspender tratamientos de IECA y ARA debido a la infección por COVID-19

| Institucional - Comunicados - Comunicados oficiales

No hay evidencia clínica ni científica para suspender

tratamientos de IECA y ARA debido a la infección por COVID-19

La Sociedad Española de Cardiología, ante la difusión de noticias relacionadas con el posible efecto perjudicial de determinados fármacos usados en el tratamiento de la hipertensión arterial y de la insuficiencia cardíaca (inhibidores de la enzima conversora de angiotensina-ÍECA, y de los antagonistas del receptor de angiotensina-ARA) en personas infectadas por el COVID-19, hipótesis que proviene de observaciones efectuadas durante la antigua epidemia del SARS causada por otro coronavirus distinto al COVID-19, suscribe íntegramente el comunicado del Council de Hipertensión de la Sociedad Europea de Cardiología que a continuación se reproduce, en su versión original en inglés y en su traducción al español:

“Basado en comunicaciones iniciales provenientes de China, y en la evidencia subsecuente de que la hipertensión arterial puede asociarse con un aumento de mortalidad en personas hospitalizadas infectadas por el COVID-19, se han elaborado hipótesis que sugieren un potencial efecto adverso de los inhibidores de la enzima conversora de angiotensina-ÍECA, y de los antagonistas del receptor de angiotensina-ARA. Se ha sugerido, especialmente en redes sociales, que estos fármacos, muy utilizados, pueden aumentar el riesgo de infección y la severidad del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) causado por el CoV-2. Esta hipótesis surge de la observación de que, de forma similar al coronaravirus causante del SARS, el COVID-19 se une a una enzima específica llamada ACE-2 en las células infectadas, y que los niveles de ACE-2 aumentan después del tratamiento con los IECA y ARA.

Debido a la amplificación relacionada con las redes sociales, los pacientes que toman estos fármacos para su hipertensión arterial y sus médicos tienen una preocupación creciente y, en algunos casos, han dejado de tomar estas medicaciones. Esta especulación sobre la seguridad de los IECA y ARA en relación con el COVID-19 no tiene base científica ni evidencia que la soporte. Por el contrario, existe evidencia en estudios en animales que sugiere que estos fármacos pueden tener un efecto protector contra las complicaciones pulmonares graves de los pacientes con infección por el COVID-19, aunque hasta la fecha no existen datos en humanos.

El “Council on Hypertension” de la Sociedad Europea de Cardiología quiere destacar la falta de evidencia que apoye el efecto perjudicial de los IECA y ARA en el contexto de este brote pandémico de COVID-19.

El “Council on Hypertension” recomienda con fuerza que los médicos y los pacientes deben continuar el tratamiento con sus medicaciones antihipertensivas habituales ya que no hay evidencia clínica ni científica que sugiera que los IECA y ARA deban ser dejados de tomar debido a la infección por el COVID-19”.


Ángel Cequier                                                                       Juan Cosín
Presidente SEC                                                                      Pdte. Asociación de Cardiología Clínica SEC

Vicente Arrarte                                                                      José Manuel García Pinilla
Pdte. Asociación de Riesgo Vascular                                                 Pdte. Asociación de Insuficiencia Cardiaca SEC                                            y Rehabilitación Cardiaca SEC

 

No suspender tratamientos ESC

 

 

#FrenarLaCurva